Había sido hospitalizado este domingo por la persistencia en sus síntomas.

El primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, fue llevado a la unidad de terapia intensiva de la clínica donde está internado por complicaciones de salud relacionadas con el coronavirus.

Johnson fue diagnosticado de Covid-19 hace 10 días. Debido a que sus síntomas fueron cada vez más intensos, los médicos decidieron el domingo hospitalizarlo.

Con el correr de las horas, desde su llegada al centro de salud, su cuadro fue cada vez peor, hasta que lo ingresaron a cuidados intensivos.

“Durante la tarde, la salud del primer ministro se deterioró y, por consejo de su equipo médico, fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del hospital. Johnson pidió al ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, que lo reemplace en lo que sea necesario”, señalóo un comunicado difundido por los voceros del funcionario.