El Comité Olímpico Internacional confirmó que los JJ.OO. se celebrarán en la capital japonesa del 23 de julio al 8 de agosto de 2021, mientras que los Paralímpicos serán del 24 de agosto al 5 de septiembre, luego de haber tenido que postergar la cita máxima del deporte debido a la pandemia del coronavirus.

A través de un comunicado oficial, el COI explicó que la decisión se basó en tres pilares principales: proteger la salud de los atletas y todos los involucrados, y para apoyar la contención del virus COVID-19; salvaguardar los intereses de los atletas y del deporte olímpico; y respetar el calendario deportivo internacional global.

La nueva fecha, exactamente un año calendario después de la original, “da a las autoridades de salud y a todos los involucrados en la organización de los Juegos el tiempo máximo para lidiar con el panorama en constante cambio y la interrupción causada por la pandemia de COVID-19”.

“Quiero agradecer a las Federaciones Internacionales por su apoyo unánime y a las Asociaciones Continentales de los Comités Olímpicos Nacionales por la gran asociación y su apoyo en el proceso de consulta en los últimos días”, puntualizó Thomas Bach.

“También me gustaría agradecer a la Comisión de Atletas del COI, con quien hemos estado en contacto constante. Con este anuncio, confío en que, en colaboración con el Comité Organizador de Tokio 2020, el Gobierno Metropolitano de Tokio, el Gobierno japonés y todos nuestros interesados, podamos superar este desafío sin precedentes. La humanidad actualmente se encuentra en un túnel oscuro. Estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 pueden ser una luz al final de este túnel”, afirmó el presidente del COI. .

En tanto, Andrew Parsons, presidente del Comité Paralímpico Internacional, comentó: “Es una noticia fantástica que podamos encontrar nuevas fechas tan rápidamente para los Juegos de Tokio 2020. Esto da certeza a los atletas y tranquilidad para las partes interesadas. Cuando los Juegos Paralímpicos se celebren en Tokio el próximo año, serán una exhibición extra-especial de la humanidad uniéndose como uno, una celebración global de la resiliencia humana y una sensacional exhibición de deporte”.

El miércoles pasado, 24 de marzo, Bach oficializó que los Juegos Olímpicos Tokio 2020 se postergaban por primera vez en al historia, tras la presión y el pedido de varios países en medio de la pandemia de coronavirus.

A pesar de la opinión de los atletas, el COI demoró sobremanera su anuncio, pero finalmente cedió luego que Australia, Estados Unidos y Canadá -tres delegaciones de las que más participantes suelen presentar- fueron los primeros países en anunciar que no enviarían a sus deportistas a Tokio.

El aplazamiento de la competencia olímpica es una medida sin precedentes, más allá que dejó de celebrarse en los años 1916, 1940 y 1944 debido a las guerras mundiales que se produjeron en esas épocas.

La clasificación se mantiene

En el comunicado emitido este lunes por el COI, también se hizo hincapié en que la nueva fecha permitirá a las diferentes Federaciones de los deportes que integran el programa oficial cumplir con sus clasificatorios.

Hasta el momento, según la información que proporcionó el propio Comité Olímpico, “sólo el 57 por ciento de los atletas ya tienen definida su plaza en los Juegos de Tokio”.

“La nueva fecha también tiene el beneficio adicional de que cualquier interrupción que el aplazamiento causará en el calendario deportivo internacional se puede mantener al mínimo, en interés de los atletas y las 33 Federaciones miembro”, explicó el COI.

“Además, proporcionarán tiempo suficiente para finalizar el proceso de calificación”, agregó.

El domingo, Bach había ratificado que los atletas que ya obtuvieron sus plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 “siguen clasificados”, pese a la postergación.

“Está claro que aquellos atletas que se clasificaron para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 siguen calificados”, manifestó a través de un mensaje publicado en la red social Twitter.

Intentarán que entradas compradas sean válidas en el 2021

El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 comunicó hoy que intentará garantizar que las entradas compradas para presenciar este año el evento deportivo tengan validez para utilizarse en el 2021, fecha para la que fueron postergados por la pandemia de coronavirus.

“Trabajaremos para garantizar que los boletos ya comprados sean válidos para los eventos reprogramados correspondientes”, anunció el Comité, luego de confirmar que los Juegos se iniciarán el 23 de julio de 2021, según consignó la agencia italiana ANSA.

El comunicado del ente organizador agregó que “tras haber planteado las nuevas fechas prevemos emitir reembolsos del valor nominal de las entradas para quienes los hayan comprado y les sea difícil o imposible participar de los eventos por el cambio de días o sedes”.

Debido a la decisión comunicada por el Comité, se suspenderá el plan inicial de entrega de los boletos que se había dispuesto a partir de mayo y el programa de ventas programado para iniciarse desde abril del corriente año.