Ante el avance del coronavirus, el secretario general de la ONU pidió destinar el 10% del PBI mundial a un gran fondo solidario para combatir los efectos de la pandemia en la salud, la economía y las sociedades.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, llamó este martes a la comunidad internacional a enfrentar la pandemia de coronavirus Covid-19 y su impacto económico con una respuesta multilateral y solidaria que represente al menos el 10% del PBI mundial. De esta manera la ONU se sumó a la convocatoria lanzada por el presidente Alberto Fernández quien ante el G-20 llamó semanas atrás a crear un Fondo de Emergencia Humanitaria.

En aquella oportunidad y ante los líderes de las principales economía del mundo (vía videoconferencia por supuesto) el mandatario argentino advirtió que de esta pandemia de coronavirus “nadie se salva solo” y los llamó a suscribir “un gran Pacto de Solidaridad Global que sirva para enfrentar, mejor equipados de insumos, el contexto que vivimos”.

Este miércoles Guterres retomó esa convocatoria lanzada por Alberto Fernández a los países del G-20 y la extendió al mundo entero. El Secretario General de la ONU propuso organizar un plan solidario entre todos los Estados del mundo para garantizar un acceso universal a vacunas, un refuerzo a los sistemas públicos de salud y una inyección directa de fondos a las economías para frenar el aumento del desempleo y limitar la recesión global ya anunciada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).