Subsidios, Aportes del Tesoro y compensaciones impositivas son algunos de los recursos utilizados por el Ejecutivo nacional para paliar la crisis producto de la cuarentena. Los gobernadores exigen más fondos y el Gobierno mantiene el diálogo abierto

El Gobierno nacional comenzó con los envíos de fondos a las provincias para hacer frente a la crisis producto de la parálisis económica causada por la pandemia, que tiene en vilo a gran parte del mundo. A los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) anunciados la semana pasada, se suman subsidios y compensaciones impositivas. 

“Se está discutiendo”, confesaron a La Tecla Patagonia fuentes del Ministerio del Interior, ante la consulta sobre una posible compensación del Ejecutivo nacional a todos los distritos del país, debido a que la recaudación comenzó a bajar notablemente, en uno de los efectos negativos más notorios de la cuarentena obligatoria vigente.  

“La recaudación comenzó a bajar. Estamos conversando con el Presidente una posible compensación del Gobierno nacional”, indicó el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, quien además advirtió que “los municipios también ven resentidos sus recursos por la caída de la recaudación propia”, y necesitarán ayuda. 

Al respecto, hoy el intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, precisó: “teníamos una recaudación de 6 millones de pesos diarios, ahora no llegamos ni a los 300.000”. Asimismo, una alto funcionario santacruceño confesó a este medio que el envío de ATN “no alcanza”, afirmación que no contradijeron desde Nación ante la consulta de este medio, aunque advirtieron que se trata de “un primero desembolso”. 

Hoy, Chubut anunció el envío de fondos de Nación para la compra de alimentos e insumos necesarios durante la emergencia sanitaria, a través de un subsidio de 10 millones de pesos, producto de un convenio de colaboración firmado entre el Ministerio de Desarrollo nacional y la cartera de Desarrollo chubutense. 

Al respecto, la ministra provincial Cecilia Torres Otarola manifestó que “la idea es que cada provincia pueda acompañar el paquete de medidas que se viene determinando a nivel nacional, por eso venimos charlando con proveedores, y personal del Ministerio Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, y de la Secretaría de Trabajo para trabajar en un paquete alimenticio que nos permita llegar lo más rápido posible a la sociedad en su conjunto”.

A dicha ayuda alimentaria se suma el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que se pagará a través de ANSES y comenzará a acreditarse a los beneficiarios en todo el país a partir de este viernes, a través de una transferencia única y extraordinaria de $10.000, que podría repetirse en el mes de mayo, en caso de que el Gobierno nacional lo considere necesario. 

En el caso de los ATN, lo previsto por Nación en un principio fue girar a través del Ministerio del Interior $3000 millones, financiamientos por 65 millones de dólares a través de organismos multilaterales y préstamos por $2.500 millones para destinar al sistema salud. Los Aportes se distribuyen en un 80% por índice de coparticipación y el 20% restante en base al Índice de Población, y se prevé un envío similar para la próxima semana. 

Los rescates del Gobierno central a las Provincias se convirtieron en una herramienta imprescindible para que las provincias hagan frente a la recesión que se produjo por la baja a cero de la actividad. Sin embargo, se esperan nuevas propuestas que permitan avizorar una salida pronta a la crisis.