El presidente Jorge Amor Ameal consideró que el título de la Superliga obtenido por Boca “es mérito del nuevo cuerpo técnico encabezado por Miguel Ángel Russo y de Juan Román Riquelme, porque le cambiaron la mentalidad a este grupo de jugadores, que ahora se siente ganador”.

“Después de aquella eliminación con River estaban golpeados los jugadores, pero este equipo, con el nuevo cuerpo técnico y Riquelme en la conducción del fútbol, cambió la mentalidad y ahora se siente ganador”, argumentó Ameal en una entrevista exclusiva con Télam.

“Lo que pasó anoche con este campeonato obtenido, espero que sea el comienzo de un nuevo Boca, no solamente en lo deportivo sino también en lo institucional”, destacó el titular “xeneize” en referencia a la victoria sobre Gimnasia y Esgrima La Plata dirigido por Diego Maradona, que ante el empate de River en Atlético Tucumán le dio el campeonato al conjunto auriazul.

Ameal estimó que lo “que se vivió emocionalmente anoche fue muy importante. Ví a gente grande llorar abrazada a sus hijos y sus nietos, y fue conmovedor porque la conozco desde hace años. Para el hincha de Boca fue un desahogo que estaba guardado desde hace rato. Fue como recuperar el sentido de pertenencia”, advirtió.

“Y cuando tenemos que encontrar responsables en todo esto, Riquelme tiene un todo de mérito para que Boca haya vuelto a ser campeón”, siguió elogiando Ameal a su vicepresidente segundo.

“Es que en silencio, él y sus compañeros de trabajo en la secretaria técnica del club, Marcelo Delgado, Jorge Bermúdez y Raúl Cascini, junto a Russo, le dieron a los jugadores la fuerza que necesitaban bpara salir adelante y llegar a este logro”, puntualizó.

En la continuidad de la charla con Télam el presidente boquense resaltó que “este campeonato sirve para mostrar las cosas que se están haciendo en el club, como abrirle la puerta a los socios, sacar el policarbonato del costado de la cancha para que ellos estén más cerca de los jugadores, y demostrarles que son los verdaderos dueños del club”.

Y respecto del reconocimiento realizado anoche a Maradona antes del encuentro con Gimnasia, avisó que “los homenajes solamente pueden evaluarlos los homenajeados. Me imagino que Diego se fue contento. Creo que por la circunstancias del momento, ya que nos estábamos jugando un campeonato, lo que le hicimos fue algo lógico”.

“Pero volviendo a lo nuestro y a este título, hay que remarcar que la recuperación anímica que se logró en el plantel hace que ya los sueños empiecen a hacerse realidad”, concluyó Ameal, que también celebró junto a su otro vicepresidente, el primero, Mario Pergolini, el primer título a apenas tres meses de hacerse nuevamente cargo de la conducción de los destinos del club de la Ribera.

Y en cuanto a lo estrictamente futbolìstico y casi sin tiempo para festejar, ese plantel remotivado del que habló Ameal se entrenó regenerativo hoy en el predio de Ezeiza, y mañana habrá práctica vespertina en Casa Amarilla, previo almuerzo en el hotel Intercontinental.

Boca enfrentará el próximo martes, por la segunda fecha del grupo H, al colombiano Independiente de Medellín, en la Bombonera, luego de empatar 1 a 1 con Caracas, en Venezuela, en la jornada inaugural, en la que justamente el DIM cayó por 2 a 1 como local ante el paraguayo Libertad del técnico ex River Plate, Ramòn Dìaz.

Y allí, en la Libertadores, está depositado otro sueño como de los que habló Ameal. Para concretarlo, este comienzo en el plano local es inmejorable.