El secretario general del gremio, José Luis Ronconi, reconoció que negocia con el Superior Tribunal de Justicia la derogación de la Acordad con el presidente de la Corte Provincial, Mario Vivas, quién se mostró flexible. Consideró esa resolución como “ilegítima” y volvió a manifestar que la Justicia no es un servicio esencial.

El Sitrajuch se movilizó ayer al Superior Tribunal de Justicia (STJ) para repudiar los alcances de la Acordada que regula el servicio de Justicia y para reclamar el pago de haberes del mes de enero. 

“Nosotros vinimos a plantear que el conflicto se agudizaba si esa Acordada se mantenía”, señaló Ronconi en diálogo con EL CHUBUT.

El líder del gremio avisó que “vamos a mantener el conflicto”, aunque a cambio de que las autoridades de la Corte Provincial deroguen la Acordada “podríamos reducir algunas de las medidas del conflicto.

Ronconi aclaró que “de ninguna manera vamos a aceptar una Acordada que regula a punto tal de cercenar el derecho a huelga”, y ejemplificó que plantear que en una dependencia hace falta el 50% del personal “es realmente cercenar el derecho a huelga”.

“Ellos plantearon que podría haber un acuerdo para derogar la Acordada. Vamos a seguir negociando y saber cuáles podrían ser las alternativas a negociar con el Superior Tribunal de Justicia”, remarcó Ronconi, quien agregó que hoy se ejecutarán Asambleas para analizar los pasos a seguir.
Explicó que para los ministros del STJ “la Acordada está vigente”, pero no dudó en catalogarla como “ilegítima”.

En torno al contenido de la Acordada, que exigía una cantidad determinada en algunas dependencias, Ronconi dijo que “en algunos lugares se cumple con la Acordada y en otros lugares no”.

Atribuyó que el acatamiento a la Acordada “depende de la determinación de los compañeros, pero siempre está latente una posible sanción y para nosotros eso es admisible”.

“Nosotros seguimos con retención de servicios y además recomendamos a todos desconocer la Acordada por ser ilegítima”, aseveró el representante gremial.

Analizan ir en queja a la OIT y a la Justicia

Ronconi dejó en claro que entre las posibilidades que analizan desde el Sindicato de Trabajadores Judiciales del Chubut (SiTraJuCh) es ir en queja a la Organización Internacional del Trabajo.

Describió que la Organización Internacional del Trabajo alega que la Justicia en sí misma no es un derecho esencial» y recordó que la Acordada “va en contra del artículo 14 de la Constitución Nacional y eso fue lo que planteamos ante las autoridades, y que inclusive analizamos la posibilidad de ir en queja a la OIT, más allá de cualquier acción legal que podamos presentar”.