Desde el año pasado hemos realizado a través de nuestro diario digital un seguimiento de la situación en la Escuela con albergue Nº 7706 de Piedra Parada, que durante el segundo semestre estuvo cerrada por falta de energía eléctrica.

Estuvimos en el lugar y por entonces “Del Sur Noticias” publicó la siguiente nota el 7 noviembre último:

Primera NOTA

La Escuela Albergue Nº 7706 de Piedra Parada, está ubicada  escasos metros de la Ruta Provincial Nº 12 y el Río Chubut, equidistante de las localidades de Gualjaina y Paso del Sapo, a sólo 7 km de la espectacular mole de piedra.

Actualmente el establecimiento es secundario con albergue de varones y desde el mes de junio carece de electricidad, ya que el grupo electrógeno que la abastece salió de servicio, por lo que no está dictando clases y los alumnos no han podido volver.

La matrícula actual es de aproximadamente 14 alumnos, todos ellos del área rural, que llegan de parajes como Sierras de Gualjaina, El Mirador, Fofo Cahuel, el cese de actividades generó además consecuencias sociales.

Alumnos sin clases

La gravedad de hecho, confluye en el abandono de los estudiantes, pero a su vez de la contención que este tipo de establecimiento ofrece, a quienes viven en la zona rural, en este caso la Meseta.

“La Voz de la Meseta”, para “Delsurnoticias.com” estuvo presente el miércoles 6 de noviembre en la escuela, allí se pueden observar las instalaciones desoladas, mesas y sillas, al igual que los bancos apilados.

Imagen de abandono

Por otra parte en el exterior, tanto albergue como las viviendas del personal se ven cerradas, a la vez que los animales de granja, gallinas, pavos, etc., son alimentados por uno de los docentes que llega periódicamente al establecimiento, al igual que parte del cuerpo directivo.

Anuncio de provincia

Poco después de un mes, desde provincia con la presencia del Intendente de Gualjaina, se anunció por todos los medios oficiales la solución al problema y se ignoró completamente lo sucedido durante el ciclo lectivo 2019.

El 23 de diciembre se publicó lo siguiente

Provincia instaló paneles solares para el abastecimiento de energía en la Escuela N° 7706 de Piedra Parada. El subsecretario de Servicios Públicos, Sergio Ramón, visitó junto al intendente de Gualjaina, Marcelo Limarieri, el establecimiento educativo donde se concretó el proyecto que busca dar soluciones ante la problemática energético-ambiental en el ámbito rural.

La Dirección General de Energía Renovable, dependiente del Ministerio de Infraestructura, Energía y Planificación, y a través de un convenio firmado en junio de este año con el Ministerio de Educación, lleva adelante el proyecto de implementación de sistemas tecnológicos a base de fuentes renovables, con el fin de buscar soluciones ante la problemática energético-ambiental en el ámbito rural.

De esta manera, el “acuerdo marco de trabajo conjunto para la implementación de energías renovables y uso eficiente de la energía” firmado entre ambos Ministerios, permitió avanzar con algunas acciones concretas.

En esta oportunidad se realizó la instalación de dos sistemas de generación fotovoltaica en la escuela Nº 7706 de Piedra Parada, en el marco de un proyecto aprobado por el FEDEI (Fondo Especial de Desarrollo Eléctrico del Interior), para el abastecimiento energético con fuentes renovables en el interior provincial.

En este marco, el subsecretario de Servicios Públicos, Sergio Ramón, visitó la escuela de Piedra Parada, junto al intendente de Gualjaina, Marcelo Limarieri.

“Además de la instalación de los paneles, el personal de la Dirección General de Energía Renovable efectuó el cableado y la colocación de más de cincuenta luminarias internas para iluminar tres aulas, dos baños, dos salas de Dirección, la cocina y despensa, el pasillo, el Hall de entrada y el salón principal.

Asimismo, en la parte externa del edificio se colocaron cuatros reflectores”, detalló Ramón.

Por su parte, la Directora General de Energía Renovable, Vanesa Paulí, destacó que “las instituciones involucradas resuelven trabajar conjuntamente en la implementación de tecnologías con fuentes renovables y en promover cambios de hábitos para un uso sustentable y eficiente de energía”, y remarcó “la importancia de aunar esfuerzos y optimizar los recursos técnicos, económicos y humanos”. La Escuela cuenta desde hace varios años con una piscicultura, que debió ser trasladada al arroyo lindero, improvisando un piletón con tajamar y red, debido a la falta de luz que a su vez impide el bombeo del agua.

La solución no llegó

Finalmente el capítulo 2020, se abrió esta semana en coincidencia con el inicio del ciclo lectivo y nuestros colegas del Diario El Chubut publican el reclamo realizado desde el equipo directivo del establecimiento.

La nota publicada este 27 de febrero es la siguiente:

Sin grupo electrógeno que  brinde luz, ni agua potable, con un pequeño parque eólico que hace años no funciona, el establecimiento muestra una imagen muy triste de lo que fuera, con producción agraria generada por el trabajo de sus alumnos, docentes y auxiliares.

Gualjaina: la Escuela N° 7706 sin clases por falta de agua, luz y cloacas

La dirección de la Escuela N° 7706 de Piedra Parada dio a conocer que las actividades continúan paralizadas, tal como permanecieron durante gran parte del ciclo lectivo anterior, ante la imposibilidad de contar con servicio básico para albergar al personal docente, auxiliares y estudiantes.

 “La escuela sigue igual porque el motor no funciona y al no tener motor no tenemos agua ni comunicación”, dijo ayer

Nancy Amado, del equipo directivo, quien señaló que el agua tiene problemas de contaminación y hay que hacer una cloración.

“El jueves nos reunimos con el personal, y fue el delegado y el supervisor, constatando las notas que presentamos con los reclamos”, agregó la vicedirectora, a la vez que mencionó que “el problema de la contaminación de agua es que tenemos una cisterna de fibra de vidrio,  y sumado a eso, tenemos las cloacas colapsadas”.

Ante esto, hizo hincapié en que “la bronca nuestra es que esto no es un reclamo de la semana pasada. Mirta López asumió en junio del 2016, y yo en marzo del 2017, y desde esa época se vienen haciendo los reclamos de cloacas, del agua y del motor. O sea que llevamos más de 3 años y lo que se escucha del Ministerio es que las escuelas están funcionando bárbaro, pero eso no es verdad”.

Para este año “tenemos aproximadamente 24 alumnos, y sabemos, porque se comunicaron los papás, que están esperando que la escuela empiece”.