Los dos sujetos que fueron detenidos ayer en el marco del asesinato de un menor de edad y el abuso sexual a su madre, fueron liberados. La Justicia no ordenó ninguna medida ya que consideró el material probatorio como insuficiente para mantener a los sospechosos aprehendidos.

En el marco del brutal asesinato de un niño de tan solo 4 años y el abuso sexual hacia su madre, la justicia liberó a los dos sospechosos detenidos.

Se trata del hombre que fue detenido en Puerto Deseado, y el sospechoso que fue apresado en la terminal de colectivos de Caleta Olivia.

Los dos hombres quedaron aprehendidos y puestos a disposición del juez Oldemar Villa, quien no ordenó ninguna medida, al tiempo que expresó que “maneja sus tiempos”. En tanto, las autoridades continúan con la investigación.

Tras cumplir los plazos legales (seis horas en la comisaría), los sospechosos fueron liberados. El material probatorio aportado por la Policía no fue suficiente para el criterio del juez y el fiscal Horacio Quinteros para, al menos, dejarlos un día aprehendidos y avanzar sobre estas pistas.

Fuente: La Opinión Austral