Este lunes el presidente del Directorio del Banco Chubut, Julio Ramírez sorprendió con declaraciones radiales (LU20) al destacar que el servicio que presta la entidad en el interior, con la red de cajeros automáticos es deficitario.

Más allá de lo real que puede resultar su apreciación, no destacó que la función para la cual fue creado el “Banco Provincia del Chubut” ha sido de fomento, dejando de lado lo estrictamente comercial para llegar a la mayoría de los chubutenses.

En paralelo durante sus recorridas por localidades del interior fue anunciando posibles sucursales, entre ellas se mencionó Gastre. Resulta insólito que por un lado asegure esa posibilidad y por el otro diga que es inviable para la “empresa financiera” sostener su tarea en lugares poco rentables.

Problemas de conectividad

Julio Ramírez, presidente del Banco del Chubut, sobre la situación de la entidad en el interior provincial y los inconvenientes con los cajeros automáticos dijo “Sumemos el problema de conectividad que tenemos en algunas localidades. En Gan Gan pusimos un cajero que se autoabastece, que recicla el dinero”. Recordó que los cajeros automáticos como el que se colocó recientemente en Gan Gan cuestan en el mercado 42.000 dólares, ya que no existe fabricación nacional y necesariamente debe importarse.

Explicó que los inconvenientes que se producen con la salida de servicio de algunos cajeros obedecen a razones ajenas al banco, generalmente adjudicable a problemas de conectividad y a cortes de luz que perjudican la red, lo que se busca solucionar a través de energía solar.

Luego afirmó “El problema del Banco en el interior es que hay un solo cajero en la localidad muchas veces las maquinas fallan, o por los cortes de luz las baterías se agota, ya que tienen una durabilidad de una hora y media, estamos viendo la posibilidad de instalar pantallas solar”.

Cajeros sin rentabilidad

En otra parte de sus declaraciones habló acerca de la falta de rentabilidad de los cajeros, ante las escasas operaciones que realiza cada uno, “Los cajeros para que sean rentables tienen que tener más de 8500 operaciones mensuales. En el interior la sucursal no es rentable pero somos el Banco del Chubut pero debemos funcionar. La comarca funciona con los cajeros del banco provincia.

Sobre los lugares con mejor utilización del servicio señaló, “Nuestra sucursal de Buenos Aires, 28 de Julio y Facundo son los que más se utilizan, en tiempo de uso y transacciones. El banco debe respetar las normas del banco central, en agosto se estableció que el cierre sea a fin de mes, lo único que podemos hacer es extender la fecha de cierre, porque no podemos salir de la norma.

Beneficios

Hablando Ramìrez, acerca de los beneficios que ofrece la entidad que preside, dijo “Tenemos planes de 6, 12 y 18 cuotas sin interés. Todos los empleados públicos tienen créditos con el banco del Chubut, los que tienen cuotas con el recibo de sueldo no tienen intereses. Estamos gestionando para que los jubilados tengan el mismo sistema”.

Luego agregó, “Tecnológicamente estamos bien, en 2015 se cambió todo el sistema operativo, el anterior sistema tenía 23 años de uso muy desactualizado. En equipamiento estamos cambiando cajeros y cada vez estamos incorporando más cantidad”.

Recurso y quejas

El funcionario valoró los recursos que esa entidad vuelca en el interior de la provincia donde es el único banco que tiene presencia en cada una de las localidades.

También se refirió a la recurrente queja de los empleados públicos sobre la tarjeta del banco que aplica los descuentos automáticos sin tener consideración sobre los atrasos salariales en los que incurre el propio gobierno.

En tal sentido Ramírez reconoció que no pueden hacer más que extender al máximo la fecha de cierre de consumos, lo cual ya se realizó, porque el plazo de cobro está por normativa y es imposible cambiarla.

De cualquier manera convocó a los usuarios de la tarjeta a que concurran a la sede bancaria a consultar, porque se atienden todos los casos incluso con líneas especiales de crédito inmediato para los empleados.

Ramírez aprovechó la oportunidad para asegurar que en las actuales circunstancias “es imposible” que la provincia utilice al banco del Chubut para «fondearse» en plena crisis económica como ocurrió en otros períodos porque «no lo permitiría y tampoco me lo pediría el gobernador» aunque reconoció que suelen tener discusiones vehementes con el ministro de economía sobre el particular.

Discuto con el Ministro de Economía

Finalmente otro momento de la entrevista sirvió para que pudiera explicar el Fondo Unificado de Cuentas Oficiales, que muchas veces utiliza el Ejecutivo provincial para disponer de fondos, al respecto señaló “El FUCO es una ley provincial que se publicó en 2013, que el banco proporciona garantías”.

Luego aseguró en cuanto a la relación con el Ministro Oscar Antonena, “Con el que más discuto es con el ministro de economía, pero respetamos cada una de nuestra función, por eso podemos trabajar en sintonía”.