Así lo remarcó el Gobernador de la provincia del Chubut en el marco del acto de apertura de licitación para la ampliación de la Escuela N° 767 de la ciudad de Esquel, al referirse del grado de compromiso de cada una de las partes para salir de la situación de crisis que vive hoy Chubut.

Mariano Arcioni tomó la palabra en dicha actividad, de la que señaló que demuestra que “el Estado no se detiene en discusiones sin sentido, banales. Nosotros trabajamos para todos los chubutenses, más allá de los colores políticos que puedan existir”.

Y agregó que “esto estalló después de año de desidia el año pasado. Las escuelas durante años no tuvieron mantenimiento las obras de infraestructura escolar. Este año ya tenemos órdenes por 83 millones de pesos para mantenimiento en estos 30 días; no todo queda en la discusión que pueda haber de algunos pocos. Pronto llamaremos a licitación para nuevos establecimientos”.

“También estamos trabajando en Vivienda, hemos entregado en Esquel y se están ejecutando en toda la provincia más de 1.300; con Vialidad Provincial de esto se trata el Estado y no en querer encerrarnos en cuestiones que no llevan absolutamente a nada”, agregó el mandatario provincial.

Del mismo modo, Arcioni remarcó: “estoy acá por y para los chubutenses, estoy más allá de cualquier tipo de discusión que no lleve a nada y que no sea constructiva. Debemos ser solidarios, responsables, honestos y transparentes, el que quiera venir a aportar, bienvenido sea”.

“Necesitamos la solidaridad de todos. Hay que salir del estado de confort en el que están muchos y poder aportar para el beneficio de todos, por eso necesitamos la solidaridad de todos y cada uno de los chubutenses. Soy escribano y sé lo que es la profesión y duele cuando no tenemos el acompañamiento de entidades como el Colegio de Escribanos, que debería estar dando el ejemplo”, lamentó.

Finalmente, dijo. “por eso, convoco una vez más a todos y cada uno de los chubutenses a trabajar para poder salir de este estado de angustia que estamos viviendo. Hoy tenemos la obligación y responsabilidad de trabajar para el prójimo, por eso también tienen que ser responsables de cómo se transmiten las cosas”.