Esta semana y los hechos ocurridos alrededor de la sesión extraordinaria que no pudo ser, fue la gota que rebalsó el vaso. El bloque del oficialismo se rompe y la relación Arcioni-Sastre también.

POR VIRGINIA NAVARRO

Si bien está “todo roto” lo que se divide definitivamente, casi sin haberse juntado nunca, es el bloque de Chubut al Frente.

Mariano Arcioni se cansó y se quedaría con 8/9 diputados que le responden, rearmando equipo y estrategia.

Habrá que ver cuál será el destino de los 3 legisladores de Puerto Madryn ( Mariela Williams, Miguel Antín y Xenia Gabella) del riñón de Ricardo Sastre. En tanto los 3 que llegaron a la Legislatura de la mano del intendente de Trelew, Adrian Maderna (Leila Lloy Jones, Angel Tirso Chiquichano y José Gimenez) también se quedarían afuera.

“Me cansé, rompo todo” se habría escuchado en los pasillos de Fontana 50. Es que la relación entre el Gobernador y el Vice hace meses que se quebró, incluso antes de asumir. Y si bien intentaron en varias oportunidades mostrarse juntos y desmentir comentarios, hoy ya nos los ocultan y en el caso de Sastre y sus colaboradores, envían mensajes por las redes.

Arcioni sabe que el vínculo a fortalecer es con Juan Pablo Luque e irá en busca de eso para sostener la gestión los próximos años. Luque era el candidato que quería en Comodoro, hablan el mismo idioma y entiende que el intendente de la ciudad petrolera puede ser crítico pero sin buscar desestabilizar al gobierno. Eso sumado a la llegada que tiene a funcionarios del gabinete de Alberto Fernández.

Aquí el obstáculo no lo puso la oposición, sino los mismo que se decían oficialistas. Y esas alianzas estratégicas a las que hizo mención el mandatario provincial en conferencia de prensa fracasaron. Porque fueron alianzas electorales, con poco y nada en común. Y alguna aspiración precoz, que no pudo aguantar cuatro años.

“No me perdonan no venir de la política” dice por lo bajo Arcioni, y en parte, a juzgar por algunos discursos, es así. La política no quiere y expulsa, casi como si fueran bichos raros, a quienes no viene de ahí y no tienen militancia para demostrar.

Este miércoles el Gobernador viajará a Capital Federal acompañado por su Ministro de Economía Oscar Antonena. El camino para reperfilar la deuda está avanzado, habrá reuniones con bancos.

En tanto también está pactado un encuentro con Wado de Pedro. Nación acompaña las medidas, pero no se hará cargo de la situación de Chubut. Arcioni sabe que ir a pedir asistencia al gobierno nacional es prácticamente imposible. Por lo pronto la expectativa es que las puertas de Casa Rosada sigan abiertas y lo apoyen en este proceso separatista que se inició en la provincia.

Fuente: Mil Patagonias