El duelo de mañana en Avellaneda tiene un peso crucial para ambos. El Rojo tiene su última chance de meterse en la pelea, el Millonario va por la cima.

La vuelta de la Superliga, este domingo desde las 19.10, no podía ser mejor: será con el clásico entre Independiente y River, un duelo en el que los dos se jugarán buena parte de sus destinos en el campeonato.

El Rojo, que tendrá la presentación de Lucas Pusineri como DT, necesita ganar para meterse en el pelotón de arriba y tratar de dar el zarpazo o acomodarse en zona de copas, en las siete fechas que quedarán por delante. Hoy tiene 21 puntos y está a nueve del líder, Argentinos. 

Por su parte, River tiene una cuenta pendiente con la Superliga. Es el título que le falta al súperganador ciclo de Marcelo Gallardo. Si logra quedarse con el juego en el Libertadores de América alcanzará la cima y se le abre mucho el panorama porque le queda un fixture bastante favorable hasta el cierre: Godoy Cruz (V), Central Córdoba (L), Unión (V), Banfield (L), Estudiantes (V), Defensa y Justicia (L) y Atlético Tucumán (V).