En un  hecho vandálico, durante la madrugada del jueves (9/!), desconocidos arrojaron piedras contra el frente de los estudios de la emisora local FM Sur 105.5 Mhz

La emisora que se encuentra arraigada en la localidad, siempre se caracterizó por su espíritu crítico a la gestión municipal anterior, aunque nunca cerró sus micrófonos a la expresión de los vecinos.

Intolerancia

El significado del piedrazo, es solo una muestra de la intolerancia de algunos sectores, que no acallará la “Voz y el Espítiru” de la emisora, que continuará con su estilo, siempre a favor de la comunidad.

Cabe señalar que solamente aquellos que reniegan del diálogo son los que acuden a la violencia, la agresión a un  medio de comunicación no modificará ¿la línea editorial.

Gracias por la Solidaridad a colegas, instituciones y vecinos que desde la primera hora, nos han hecho llegar su apoyo.