El Ministerio de Salud recomendó vacunarse tanto a quienes viajen a la Ciudad de Buenos Aires como a aquellos que vayan al exterior.

Desde comienzos de septiembre Argentina está atravesando el mayor brote de Organización Panamericana de la Salud (OPS). Desde entonces, seis infecciones más fueron confirmadas en la provincia de Buenos Aires.

Brasil, por otra parte, concentra la mayor proporción de casos confirmados de la región, con un total de 13.489 casos —incluidas 15 muertes—, lo que aumenta el riesgo para nuestro país.

Dos de esos seis nuevos casos en fueron en el territorio bonaerense, uno en Merlo y otro en San Martín, dos de los partidos de la Provincia de Buenos Aires donde se habían implementado acciones intensivas de vacunación.

Desde la actualización de sarampión del primero de noviembre del 2019, hubo un incremento de 37,6% en el total de casos confirmados, informa la OPS. Nueve países han notificado casos confirmados adicionales: Argentina (47 casos), Bahamas (1 caso), Brasil (4.185 casos), Canadá (1 caso), Chile (1 caso), Colombia (18 casos), Estados Unidos de América (26 casos), México (4 casos) y Venezuela (32 casos).

Los más afectados son los menores de un año dado que la primera de las dos dosis de la vacuna triple viral se aplica recién a los 12 meses de edad. A raíz de esto, la entonces Secretaría de Salud de la Nación había decidido en septiembre ampliar la vacunación para niños de 6 a 11 meses —dosis cero—en tres regiones sanitarias de la provincia de Buenos Aires para tratar de evitar la expansión del virus.

Se estima quue la cobertura superó el 80% de los bebés, aunque la OPS y la OMS recomiendan mantener coberturas homogéneas del 95%.

Toda persona de 6 meses de edad en adelante que vaya a viajar al exterior (especialmente a Brasil) y no pueda mostrar prueba de vacunación o inmunidad, se aconseja que reciba la vacuna contra el sarampión y la rubéola, preferiblemente la vacuna triple viral (sarampión, rubéola y parotiditis – SRP), al menos dos semanas antes de viajar a áreas donde se ha documentado la transmisión de sarampión.