Diez integrantes de la comunidad mapuche Lof Kurache ocuparon el 25 de diciembre parte de las propiedades de la compañía Benetton en cercanías del paraje El Maitén. Ese territorio se suma a otros recuperados por pueblos originarios en Vuelta al Río y Cushamen.

La noche del miércoles 25 de diciembre fue el momento elegido por un grupo de diez personas de la comunidad mapuche Lof Kurache para ocupar un sector de las propiedades de la compañía Benetton, en una zona conocida como El Platero, cerca del paraje El Maitén.

Los voceros de Lof Kurache sostuvieron, mediante un comunicado: “hemos recuperado lo robado” y que la acción se llevó a cabo en el marco de un “proceso de recuperación territorial en el cuadro El Platero a la multinacional Compañía tierras del sur de la familia Benetton”.

“Esta decisión se origina en la necesidad primaria de seguir existiendo como mapuche en nuestro territorio, en tierras aptas para nuestro desarrollo espiritual, cultural, económico, social y político negado por más de 140 años. Como así también, en las escasas o casi nulas políticas de entregas de tierra productivas a pesar de los grandes conflictos territoriales”, detalla el comunicado.

“Nuestro posicionamiento ideológico nos impulsa a definirnos hoy como anticapitalistas e ir en contra de la concentración de tierras en manos de unos pocos, a continuar agrietando los cimientos de la estructura económica de la gran estancia la cual nos ha llevado luego del despojo a padecer de hambre, explotación de nuestros hermanos y pobreza para las comunidades. Y la mejor forma de hacerlo es recuperar lo robado que por derecho ancestral nos pertenece”, agrega.

El comunicado también hizo foco en la cuestión ambiental, en el contexto de lo que los mapuches consideran “la avanzada minera y de expansión de la explotación de hidrocarburos”. “Nuestra herramienta fundamental es la recuperación y el control territorial por parte de las comunidades para seguir preservando los ecosistemas naturales que durante miles de años han permitido la diversidad de vida en nuestro wallmapu en una completa armonía. Y no seguir permitiendo más zonas de sacrificio (…). Que no hay vida sin agua y no hablamos del agua embotellada sino del agua que corre libre por el territorio”, destaca el documento.

Los integrantes de la Lof Kurache también llamaron “a recuperar en familias lo usurpado por la gran estancia, ya que la riqueza de estas se ha generado con el sudor y la sangre de nuestro padres y abuelos y por ende nos pertenece”.

UNA PERSONA IDENTIFICADA

En este marco, el jefe de la comisaría de El Maitén, Hugo Melipil, aseguró: “esta usurpación es idéntica a la toma que sufrió esta misma firma tiempo antes por parte de un grupo de personas con los rostros cubiertos y encapuchados. La Policía constató el delito, informó a la Justicia ordinaria y ya tomó intervención el Ministerio Público Fiscal de la comarca andina. Ya hay presencia policial en el lugar e iremos viendo los pasos a seguir”.

En diálogo con diario Río Negro, Melipil aseveró: “la única persona que tenía su cara descubierta ha aparecido en otras tomas de la región” y aclaró que los trabajadores de la empresa “debieron abandonar el lugar y dejaron todos sus elementos personales ahí”.

En tanto, la compañía Benetton condenó todo tipo de violencia y adelantó que mantendrá su reclamo por las vías legales y administrativas correspondientes, actuando por los canales institucionales.

Este territorio se suma a los diferentes recuperados en Vuelta al Río y Cushamen. En esa última zona murió Santiago Maldonado, quien desapareció el 1 de agosto de 2017 durante un operativo de represión de Gendarmería y apareció sin vida en el río Chubut el 17 de octubre de ese mismo año.

Un mes y diez días más tarde, mientras en el pueblo bonaerense de 25 de Mayo sepultaban a Maldonado, en Río Negro era asesinado el joven mapuche Rafael Nahuel durante un operativo del grupo Albatros de Prefectura en un sector tomado por la comunidad Lafken Winkul Mapu, frente al lago Mascardi, en Bariloche.