Sandra Payalef, Tallerista de APANE en dialogo con FM Sur 105.5 Mhz , dio detalles de cómo está la entidad donde desarrolla sus tareas, que en la actualidad cuenta con cuatro talleres desde las 8.30 a 17 hs. diariamente, con una matrícula de 16 chicos que asisten a los diferentes talleres.

Sobre la relación con la administración municipal, expresó “Del gobierno saliente no tuvimos respuesta por el espacio de los talleres, porque al no salir a golpear puertas, pensaron que estaba todo bien y en realidad no”.

Luego explicó, “Quizá tuvimos un poco de culpa, por no salir a solicitar ayuda. Pero también tengo que agradecer, porque el gobierno saliente nos dio la posibilidad de usar la fábrica de dulces, especialmente a Carina Sandoval y su gente”.

En este caso, la referencia fue que se les permitió la elaboración de dulces de la entidad con resultados óptimos para su elaboración.

Expectativas de salida laboral

Sobre el gobierno entrante dijo, “Aún no tuvimos la posibilidad de juntarnos, pero los tuvimos de visita en nuestra sede, así que seguramente vamos a estar en contacto”.

Sobre sus expectativas agregó, “Tenemos que juntarnos, charlar, porque ya nuestra matrícula es con chicos que ya son mayores de edad. Lo que necesitaríamos es insertar una salida laboral. De nuestra parte como ONG no hemos tenido posibilidad de meter a algún pibe a trabajar, eso lo tenemos pendiente”.

En este sentido aseguró, “Para este próximo año, vamos a ir a ver qué posibilidades tenemos, ya que hay chicos que pueden tener una salida laboral”.

Presencia del Estado municipal

Luego de relatar la experiencia personal, donde su hijo logró ingresar después de mucho esfuerzo a un puesto de trabajo, reflexionó acerca de la poca presencia del Estado, para con la asociación y sus requerimientos.

Allí recordó, “Tuvimos la posibilidad de hablar con personas que estuvieron a cargo de “Discapacidad” en la municipalidad, hicimos la pregunta y para que un chico esté como debe ser, que la ley lo ampara por su discapacidad. Pensábamos que entraba directamente a planta, pero resulta que no, entran y van por escala, pero los chicos nuestros no pueden subir esa escala que otras personas pueden hacerlas”.

Ese planteo lo dejó como una inquietud, a conversar con las nuevas autoridades municipales.

Luego destacó, “Hay muchos chicos, Gracias a Dios, que están integrados al municipio, que trabajan, pero no tenemos la condición en que están trabajando, si están por día, por hora. Si están contratados o no, esa información no la tenemos”.

Búsqueda de apoyo

Volviendo a la situación del recambio institucional, tanto a nivel del ejecutivo municipal como del Concejo Deliberante, afirmó “La idea es sentirnos más apoyados todos, porque aparte de la asociación que está formando Cintia Villarroel Asociacion Azul Sarmiento, APANE  es una ONG que era la única en la localidad”.

Además dijo, “Tenemos que tratar de hacer cumplir los derechos que tenemos como ONG, eso es algo que se comentó en el cierre del Consejo de Capacidad de la provincia, que tengo el honor de representar en la mesa de trabajo que hacemos”.

Completó diciendo, “Siempre con inquietudes que tratamos de cerrar, pero este año veremos si tenemos la oportunidad de parte del Concejo Deliberante, de poder meternos y pedir nuestro lugarcito por ahí para que se hagan cumplir nuestros pedidos”.

Necesidades

Sobre las necesidades del edificio de APANE explicó, “En este momento tenemos una rampa hacia la puerta, después tenemos el cordón. Tenemos la rampa para entrar pero para subir del cordón, tenemos que alzar una silla. Necesitamos también acondicionar bien el lugar”.

Otro requerimiento señalado por Payalef fue, “Debemos hacer pintar la parte amarilla, para que no se estacionen frente a nuestra puerta. También de parte de nuestra comisión a quien le corresponda, hacer un cartel que no se puede estacionar”.

En cuanto a lo más urgente dijo, “Ahora necesitaríamos la ampliación, que ya está en camino, porque el lugar es muy chico y no tenemos la posibilidad de meter una matrícula, que realmente sabemos hay para entrar a la APANE”.

Finalmente mencionó la posibilidad de contar con personas capacitadas, al aclarar “Nosotros somos talleristas, no estamos capacitados para atender a una persona con esa dificultad, es decir un equipo de pedagogos, sicólogos, que seguramente lo tendríamos del Ministerio de Educación”.