El Poder Ejecutivo había solicitado una ampliación presupuestaria de $ 5.029 millones, de los cuales $ 2.911 serían destinados en forma exclusiva para cubrir gastos corrientes.

Para los servicios de deuda desembolsarán $ 4.000 millones y habrá una disminución de las Obligaciones del Tesoro de 1.900 millones de pesos. La demanda de mayores gastos será cubierta con el incremento en la recaudación de Ingresos Brutos, Impuesto de Sellos y regalías petroleras.

La partida más importante en el rubro «gastos corrientes» se la lleva el Poder Judicial que, tal como anticipó diario EL CHUBUT, tiene serias dificultades para poder pagar los sueldos hasta fin de año.

De los 5.000 millones de la ampliación presupuestaria, el Poder Judicial se quedará con $ 1.197 millones, de los cuales 1.184 será girado para cubrir el aumento salarial que otorgó la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Para el Ministerio de Salud habrá un plus de $ 748 millones; la cartera de Educación dispondrá de una ampliación de $ 477 millones; en tanto que el Ministerio de Gabinete contará con una extensión de partidas de $ 194,8 millones.

La iniciativa prevé destinar $ 4.004.022.259 para «servicio de la deuda pública». Según indicaron fuentes de la Legislatura a diario EL CHUBUT.