El secretario general de Petroleros, Jorge “Loma” Ávila, aseguró que la situación es tan mala como en Vaca Muerta y que están en riesgo entre 200 y 300 puestos de trabajo

El secretario general de Petroleros, Jorge “Loma” Ávila, aseguró que la situación es tan mala como en Vaca Muerta y que están en riesgo entre 200 y 300 puestos de trabajo. Se trata de una consecuencia directa del polémico decreto 566, que en el yacimiento neuquino motivó la paralización de 17 perforadores, poniendo en vilo a 600 trabajadores.

“Nosotros estamos con 10 equipos abajo”, apuntó Avila en diálogo con Radio Del Mar, al tiempo que agregó que“firmamos un acta hasta febrero, porque no podemos cargar un conflicto antes de que asuma el nuevo presidente. Fuimos buscando un mecanismo que permita a la gente salir de vacaciones y al llegar febrero veremos cómo hacemos para salir de esta coyuntura, en la que ya estamos trabajando porque son 200 ó 300 personas en riesgo de perder el trabajo”.

Por último, el referente petrolero llamó a reactivar la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos, para que la cuenca San Jorge se pueda integrar a los proyectos que priorizan a Vaca Muerta. “No vamos a poder competir con ellos, porque no contamos con la capacidad tecnológica ni humana, pero podemos ser un complemento y sumar valor agregado, para que al exportar el petróleo y gas que ellos produzcan sumemos divisas para el país”, sentenció.