En una entrevista exclusiva, el presidente electo habló sobre el panorama regional y nacional que enfrentará a partir del 10 de diciembre. Expresó su compromiso con los sectores más desfavorecidos.

A días de asumir como Presidente de la Nación, Alberto Fernández dialogó con Pagina12 en una entrevista exclusiva. Reiteró su compromiso con la pobreza y la despenalización del aborto, entre otras cuestiones, y opinó sobre el panorama latinoamericano y cómo enfrenará Argentina su deuda con el FMI.

En torno a la nueva responsabilidad que tomará, expresó que está “contento, porque ahora depende de nosotros y no de otros (…) Queríamos tener la oportunidad y nos la dieron. Tengo una gran alegría porque sabemos que ahora vamos a decidir nosotros y por lo tanto vamos a prestarle más atención a los que más sufren, cosa que no pasó hasta ahora”.

Respecto a Macri, sostuvo: “Hace cuatro años que está de descanso”, y volvió a criticar las medidas de su gestión, a la vez que dijo no ver un futuro político para el presidente saliente.

El panorama en América Latina

Uno de los primeros temas por los que fue consultado es el panorama político latinoamericano, que enfrenta ahora el golpe de Estado contra Evo Morales y la crisis social que se desató en las calles, así como las protestas en Chile, que se sostienen hace más de un mes.

“Nos complica humanamente ver lo que los bolivianos están viviendo. Nos complica humanamente lo que ocurre en Chile. Es muy importante la unidad latinoamericana y toda interrupción democrática es un problema y complica la posibilidad de esa unidad”, afirmó el presidente electo. Reconoció el golpe y denunció: “¿Cómo vamos a seguir avalando a una mujer que un día se le ocurrió autoproclamarse presidenta ante un Congreso vacío?”

Respecto a la confrontación desde Brasil, sentenció: “Yo no confronto con el pueblo de Brasil. Que Bolsonaro confronte con quien quiera”.

En torno a la posibilidad de que vuelva el golpismo a la región afirmó: “Golpe hubo en Bolivia y en el resto de los países son reacciones de pueblos que reclaman más progresismo (…) No es verdad que tengamos un retroceso”.

Renegociación de la deuda

Otro de los temas fundamentales fue la renegociación de la deuda con el FMI, proceso que “debe comenzar, no sólo porque está pendiente sino porque Macri ha declarado el default de la deuda el día que anunció el reperfilamiento”.

Reafirmó la presencia cercana de Guillermo Nielsen, a pesar de que dijo que será el quien tome las decisiones: “Va a estar muy cerca mío sin ninguna duda. No sé dónde, pero va a estar cerca porque es alguien que valoro mucho”.

Prioridades para la gestión

“Nada hay más urgente que la pobreza y el hambre”, ratificó el presidente electo. “Todo lo que hagamos tiene que ser para terminar con la pobreza y el hambre. Después hay otras urgencias, de otro tipo: la deuda, la Justicia, la educación. Devolver la ciencia y la tecnología al lugar que corresponde”.

Fernández prevé implementar medidas económicas que alivien a todos los sectores de la población, en especial la clase media, que debe hacerse “más poderosa”. También prevé medidas destinadas a los jubilados, con quienes se comprometió a que no pagaran más medicamentos.

En torno al proyecto de Ley del Aborto Legal, ratificó su postura: “Va a haber un proyecto de ley mandado por el Presidente”.

Espera una gestión democrática, que se comprometa con los más desfavorecidos: “Cuando yo termine mi mandato se van a cumplir 40 años de democracia. Me encantaría demostrarle a los argentinos que Alfonsín tenía razón: que con la democracia se cura, se educa y se come”.