Esta tarde el presidente chileno habló publicamente para anunciar sus próximas medidas, con el fin de aliviar las protestas en las calles y construir “un Chile más justo”. Sin embargo, las denuncias de abuso, tortura y desapariciones continúan llegando a los organismos de Derechos Humanos.

Oficialmente se reconocen 23 muertos desde el inicio de las protestas y se anunció un nuevo paro general para el próximo jueves.

Esta tarde, el presidente chileno Sebastián Piñera habló públicamente para anunciar tres acuerdos que traerían la paz social y el fin de las protestas en el país vecino.

“Todos los chilenos hemos vivido tiempos duros, que han golpeado el cuerpo y el alma de nuestra sociedad”, comenzó. Aunque remarcó que “nos han dejado profundas lecciones y han sembrado esperanzas”.

A pesar de las denuncias de los manifestantes y el reclamo constante por la renuncia del Presidente, manifestó: “Durante estas semanas hemos conocido las legítimas manifestaciones de millones de chilenos que piden y anhelan un Chile más justo, con mayor igualdad de oportunidades y con menos abusos”.

Señaló que escuchó con “mucha atención” la “fuerte y clara voz de los ciudadanos”, que brindaron “valiosos aprendizajes que representan demandas justas y legítimas”.

Asimismo, habló de un pacto social “herido”, y pidió la unión de todos los chilenos y chilenas para “curar las heridas”. A pesar de las múltiples denuncias de abuso policial, desaparición y tortura que han recibido los Organismos de Derechos Humanos, Piñera exigió que los chilenos deben “condenar en forma categórica y sin ambigüedad la violencia”. Ante las protestas en las calles, hizo eco del conocido lema “sabemos que la violencia sólo engendra más violencia”.

“El camino de la razón”

En este sentido, el presidente chileno anunció tres acuerdos para pacificar la situación en el país. Se trata de tres “grandes acuerdos” que van por el “camino de la razón, para darle una oportunidad a la paz”.

El primero es el acuerdo por la paz, que busca el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos. También anunció un acuerdo de justicia social, con la promesa de mejorar las pensiones, los ingresos de los trabajadores, así como mejorar la salud y bajar los precios de los servicios básicos.

Por último, anunció un acuerdo por una Nueva Constitución, que tendrá una “activa y efectiva participación ciudadana”. Contará con un plebiscito de entrada, la posibilidad de elegir a los representantes en organismos constituyentes y un plebiscito final.

“Compromiso con los Derechos Humanos”

Aunque el presidente se manifestó en condolencia por las víctimas de las protestas, lo cierto es que desde hace semanas las denuncias por abuso policial continúan llegando a las diferentes organizaciones de Derechos Humanos.

Hasta el momento, se registran 23 muertos, más de 100 personas parcial o totalmente ciega por balas de goma, múltiples casos de abuso sexual, torturas, desnudamientos a menores de edad y desapariciones.

“Desde el fondo del alma, nuestras oraciones y pensamientos están con ustedes, dijo Piñera en torno a las víctimas.

Por último, expresó que ahora la tarea será la de “reconstruir lo que la violencia ha destruidoo, reimpulsar nuestra economía, recuperar senda del crecimiento” por un “Chile mas justo, mas libre y mas feliz”. “Cuidemos nuestra democracia”.