Con el aval de todos los bloques se creó el Fondo de Infraestructura Escolar. Se destinarían uno $ 30 millones mensuales.

Ayer finalmente con el aval de todos los bloques Legislatura aprobó el nuevo Fondo de Infraestructura Escolar. Los fondos provendrán de un porcentaje afectado del Bono de Compensación de los Hidrocarburos que recauda la provincia. Se estima que la suma mensual que se destinará para la reparación de las escuelas rondará los $ 30 millones.

Según reza en el articulado con las modificaciones, el Fondo Especial tendrá como fin exclusivo atender “las necesidades de mantenimiento y mejora de infraestructura escolar”. Estará integrado por el 15% de los fondos provinciales provenientes del Bono de Compensación de los Hidrocarburos. Además de recursos provenientes de acuerdos de cooperación nacional, internacional, donaciones o subsidios.

Habrá un seguimiento del Fondo con una Comisión de Monitoreo, con representantes del Ministerio de Educación, Infraestructura y diputados de cada bloque y un representante por cada gremio del sector educativo. El remanente anual será destinado para el siguiente año. El objetivo ahora será incorporar las partidas dentro del Presupuesto 2020 que todavía no llegó a la Legislatura.

Durante la sesión de ayer también se terminó aprobado el Consejo Provincial de Obras Sociales y Prepagas, pese a la resistencia que había generado dentro del sector de prestadores que aseguraron no haber sido convocados para analizar la iniciativa. Incluso hubo repercusión de la federación médica a nivel nacional (ver recuadro).

La iniciativa establece que dicho Consejo estará conformado obligatoriamente por el Ministerio de Salud de la Provincia del Chubut, el Instituto de Seguridad Social y Seguros, y Obras Sociales y Empresas de Medicina Prepaga que se encuentren autorizadas a funcionar dentro del territorio provincial.

El Consejo Provincial deberá propiciar los valores de los sistemas de salud

También dio luz verde a la autorización para que el Gobierno provincial firme los convenios correspondientes a fin de cancelar la deuda de 364 millones de pesos con Cammesa por el acueducto de Comodoro Rivadavia que había derivado en el embargo de las cuentas de la Dirección de Servicios Públicos.