El presidente de la Nación dejó en claro que seguirá activo en política, en el cierre de la actividad que se desarrolló en el Centro Cultural Kirchner. Destacó los votos conseguidos en la elección general y llamó a consolidar el espacio

El presidente Mauricio Macri encabezó en el Centro Cultural Kirchner (CCK) una reunión de Gabinete ampliado, que representó una suerte de despedida institucional. Allí dejó en claro que buscará el liderazgo opositor a partir de diciembre. “Hay gato para rato”, les dijo a modo de cierre.

Durante su discurso, destacó la gestión iniciada en 2015 y la respuesta generada en la sociedad el 27 de octubre. “Hemos logrado muchas transformaciones pero lo más importante es la esperanza de millones de argentinos que vieron que sí, se puede. Ellos dijeron que este cambio es posible”, afirmó el mandatario nacional.

Antes del cierre de Macri, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el senador Miguel Ángel Pichetto, y la vicepresidenta Gabriela Michetti compartieron un panel en el que destacaron la solidez de espacio, más allá de la derrota nacional.

“Defender nuestro legado es defender las mejoras que logramos para la gente. Defender que sigamos luchando contra los narcos, defender el SAME y seguir con las obras”, remarcó María Eugenia Vidal. En el mismo sentido se expresó Horacio Rodríguez Larreta. “Las transformaciones llevan tiempo, esfuerzo y trabajo. Nosotros cumplimos con los valores que pregonamos y los valores se juegan en la adversidad”, recalcó.

El Gabinete marcó el inicio de una nueva etapa signada por la transición hasta el 10 de diciembre, y el rol opositor que tendrá Juntos por el Cambio en los próximos dos años, donde conserva la primera minoría en la Cámara de Diputados y la administración de gobernaciones e intendencias.

El encuentro se desarolló en el viejo edificio del Correo Central de Buenos Aires, donde funciona el CCK, lugar habitual durante el gobierno de Mauricio Macri para este tipo de reuniones de la que participan ministros, secretarios, subsecretarios y directores.

Con está reunión, el Presidente retomó su actividad oficial tras un fin de semana de descanso en la residencia oficial de Chapadmalal, en Mar del Plata, junto a su familia. La gobernadora María Eugenia Vidal y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta formaron parte del cónclave. Ambos protagonizarán con Macri una batalla silenciosa por el liderazgo del espacio.

Vale recordar que el anterior encuentro había sido el 15 de agosto, cuatro días después de las primarias, cuatro días después del resultado desalentador que había obtenido Juntos por el Cambio en las PASO, con el 32,93 por ciento de votos, frente al 49,49 por ciento que obtuvo el Frente de Todos.

Pero como es sabido, los 8 puntos de más obtenidos en las generales hicieron que el ánimo no caiga tanto en esta oportunidad. Incluso, se llegó a decir que “Macri perdió, pero ganó”, situación que en medio de la transición con Alberto Fernández, deja bien parado al ex presidente de Boca o al menos lo deja de pie.