En la última semana, se conocieron dos nuevos intentos de estafa telefónicas, en la localidad. En uno de los casos, el 26 de junio, a las 20:00, una mujer, atendió una llamada efectuada,  desde un teléfono celular,  con numero privado.

La persona que se comunico, le manifestó que era su sobrino y que se le había roto su vehículo, en la zona de Garayalde. En este contexto, el estafador,  le pidió a la víctima, que necesitaba una grúa para que acuda en su auxilio.

Luego, le brindo el número de teléfono de una persona, quien  sería el propietario de un servicio de grúas. Asimismo, le pidió,  que acuerde el costo económico de la asistencia vehicular, con el “profesional”.

En tanto, la víctima, se comunico con el “mecánico”. Este,  le informo el costo de la maniobra y le dicto los números de una Clave Bancaria Uniforme (C.B.U), para que le efectué una transferencia.

Por otra parte, una nieta de la denunciante, se comunico con un familiar,  que vive en la zona de Trelew, a los fines de corroborar la situación.

Allí, advirtieron que el sobrino de la damnificada, no se había comunicado por teléfono. En tanto, les indico, a sus familiares  que tampoco tuvo desperfectos mecánicos,  con su rodado.

Ante este cuadro, decidieron realizar la denuncia en el Ministerio Publico Fiscal. Allí se tomaron todas las medidas judiciales pertinentes para el caso.

Salgo de la comisaria y te llamo”

Un caso similar, fue relatado por una comerciante local. En esta ocasión, recibió un llamado su teléfono fijo. El relato,  coincidió con la historia del “sobrino”,  que rompió el auto en la zona de Garayalde y le pidió que transfiera dinero al número de cuenta de un presunto auxilio mecánico.

Al mismo, tiempo desde un número desconocido de teléfono celular, comenzó a recibir mensajes de la red social Watassap, con la misma propuesta. Al advertir la maniobra, la mujer, le escribió  indicando “salgo de la comisaria y te llamo”. Rápidamente, el emisor, comenzó a borrar todos los mensajes.

PREVENCIONES

Los engaños que emplean los estafadores para lograr sacar algo de valor a sus víctimas, son muy variados. Algunos utilizan la llamada telefónica como medio para conseguirlo, otros recurren a estrategias más sofisticadas sustituyendo la identidad de entidades financieras a través de páginas web apócrifas.

1.       Se recibe una llamada de un desconocido que pregunta por algún familiar,  que en esos momentos no se encuentra en el hogar, comentando que ha sufrido un accidente, para luego decir que lo tienen secuestrado y exigir dinero por su liberación.

2.       Si llaman para decir que un pariente que vive en otra ciudad, tuvo un problema con el vehículo cuando iba a visitarlo y necesita que realice un pago para cubrir el costo de la grúa.

3.       Hacerse pasar por algún familiar de la víctima (sobrino, nieto, hijo, etc) manifestando que la moneda de curso legal ha cambiado, solicitando la entrega de los billetes a fin de cambiarlos y actualizarlos.

4.       Manifestar a la víctima que son de alguna productora de un programa televisivo y que han resultado ganadores de un sorteo (por lo general una auto de alta gama), solicitando abonar “gastos de impuestos” y/o “gastos de flete” o similares.

Frente a estas situaciones u otras similares:

  • No entregue dinero a ninguna persona desconocida.
  • Nunca brinde datos de tarjetas de crédito o débito, ni número de cuenta, códigos de seguridad o datos sensibles a alguien que lo llame por teléfono
  • Verifique si el llamado efectivamente proviene de algún familiar, amigo o conocido, corte e intente comunicarse con la persona aludida.
  • No dé nombres de familiares, ni brinde la dirección de su domicilio.
  • No realice transferencias a cuentas bancarias desconocidas.
  • Desconfíe del secuestro cuando el presunto captor pide como rescate dinero o cargas de crédito en líneas de teléfonos celulares.
  • En caso de que recibir llamadas, mediante el sistema de cobro revertido, verifique antes de aceptarlas si se trata de algún familiar, amigo o conocido, ya que podrían tratarse de llamados efectuados desde una unidad carcelaria.
  • La mayoría de las víctimas son personas adultas de avanzada edad, es importante ayudarlas a informarse y recomendarles estar alertas.

La estafa por medios informáticos

Si recibe un mail de algún sistema electrónico de pago como por ejemplo Pago mis Cuentas o Mercado de Pago, anunciándole que bloquearon preventivamente su cuenta, que debe actualizar sus datos o cualquier otro pedido que lleve a que haga una recarga de datos en el sistema o bien que cambie su clave, no lo haga. Ingrese a la página oficial, escribiendo usted mismo la dirección como siempre lo hace y verifique si existe algún problema.

Qué es necesario saber para operar de modo seguro por home banking según la Asociación de Bancos Argentinos

  • Tener en cuenta que las entidades financieras no envían correos de actualización de datos ni se comunican con los usuarios a fin de solicitar sus números de cuentas, tarjetas o claves secretas.
  • Ingresar manualmente la dirección de la página web que desea visitar, evitar utilizar enlaces o cortar y pegar direcciones.
  • Evitar el uso de Banca Internet en lugares públicos (Cyber cafés, locutorios, etc). En caso de tener que acceder, le recomendamos utilizar el teclado virtual. Con el teclado virtual podrá completar su número de documento, clave y usuario, esto evitará que alguien pueda copiar su información desde el equipo que utilizó.
  • Visualizar el candado cerrado, en la parte superior del Navegador, ya que es el símbolo que representa que la web a la que estamos ingresando es segura.
  • Las aplicaciones de las entidades deben ser descargadas solo de tiendas oficiales.
  • No divulgue ni comparta su clave y usuario con nadie y bajo ninguna circunstancia. No utilice información personal tal como: nombre, apodo, nombres de familiares o mascotas, tampoco teléfonos o direcciones. Nunca escriba sus claves o comparta su información personal. Modifíquelas con frecuencia o cuando presuma el conocimiento de las mismas por parte de terceros.
  • Nunca deje sola su computadora mientras esté operando.
  • No se limite a cerrar el navegador, use la opción “Cerrar sesión” o “Salir”.
  • Evitar completar formularios, cuestionarios o encuestas de desconocidos.
  • No ingresar a ventanas emergentes o correos electrónicos de publicidad no solicitada.
  • Proteger los equipos con antivirus y actualizarlo constantemente, al igual que los sistemas operativos.
  • Si tiene dudas sobre la legitimidad de un correo, comuníquese con el banco a los números que Ud. posee. No llame a los números que vienen en los mensajes recibidos.

·          

·         Llamar inmediatamente a la policía  marcando el 101 o teléfono fijo: 4893005 (Sarmiento)  y dar conocimiento al personal de la división policial de investigaciones. También pueden llamar a las oficinas del Ministerio Publico Fiscal,  4898090-4898067