Por pedido de la fiscal Laura Castagno, el juez Jorge Novarino resolvió formalizar la investigación preparatoria de juicio contra un joven de 19 años imputado como presunto autor del delito abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por un hermano en calidad de autor, artículos 119, tercero y cuarto párrafo, inciso b y 45 del Código Penal). Asimismo, el magistrado dispuso la aplicación de la prisión preventiva contra el imputado, por el plazo de cuatro meses.

En la sala de audiencias de la oficina judicial se desarrollo una audiencia de control de la detención y formalización de la investigación preparatoria de juicio.

El acto judicial fue presidido por el magistrado Jorge Novarino. La parte investigadora estuvo representada por la fiscal Laura Castagno. En tanto, el detenido recibió el asesoramiento legal de los abogados de la defensa pública, Marcelo Catalano y Gustavo Oyarzun. También asistió la abogada Gabriela Francisco en representación de la Asesoría de Menores.

Las identidades

 Por tratarse de abuso sexual intrafamiliar, preservar la identidad de la victima impide dar a conocer la del agresor. Las vivencias a las que son sometidas las víctimas de abuso sexual infantil tienen un impacto muy profundo que va mas allá del ultraje a su cuerpo, implica un daño en la  psiquis muy complejo de sanar.

Cuando una niña, niño o adolescente se anima a decir o dar a entender lo que le está pasando es fundamental que sea escuchado y que se activen los mecanismos de protección que prevé el ordenamiento legal.

El abuso se produce y se sostiene en base al secreto y este merced a amenazas que causan efecto para amedrentar a la víctima, entramparla, doblegar su voluntad y forzar su silencio.

Justamente a causa de estas circunstancias es que resulta tan relevante el develamiento. Si la victima que se anima a contar no es escuchada, no se le cree y/o no se le da intervención a la justicia, muy probablemente sentirá que es verdad todo lo que le dice el agresor y nunca podrá salir del abuso. El resultado es el empoderamiento del abusador y el incremento del daño a la víctima.

El caso

En la ocasión, Castagno explico los hechos que investigara y la calificación jurídica escogida. Asimismo requirió a Novarino que declare legal la detención del sospechoso. También peticiono el plazo de seis meses de investigación y la autorización para que se aplique  al imputado, el  protocolo de identificación de personas en las oficinas del área de criminalística.

    En este sentido, Castgano solicito la aplicación de la medida de prisión preventiva. Para ello, fundamento el riesgo procesal del peligro de fuga.

A su turno, los abogados defensores no se opusieron a la pieza de apertura de investigación. Si embargo , solicitaron una medida sustitutiva de la prisión preventiva. Oyarzun y Catalano, propusieron que se dicte una orden de prohibición de contacto y la obligación de que el procesado se presente semanalmente ante las autoridades de la comisaría local.

Luego de un cuarto intermedio, el magistrado resolvió: declarar legal la detención y  tener por formalizada la investigación preparatoria de juicio, contra el adolescente procesado, en orden a los hechos descriptos por la parte investigadora. También hizo lugar a la calificación jurídica provisoria de abuso sexual agravado.

Con respecto a la medida de coerción, dispuso la aplicación de la prisión preventiva por el plazo de cuatro meses. Por ultimo, ordeno que el imputado sea trasladado a las oficinas de criminalística a los fines de ser debidamente identificado.