En un día de furia, los vecinos además apedrearon y quemaron la casa donde vive el sospechoso de abusar de un nene de 12 años. Ocurrió en la Fracción 14 de Comodoro Rivadavia.

Tras la “pueblada”, los vecinos quieren que esa familia se vaya del barrio.

La situación de extrema tensión en Fracción 14 terminó con un muerto: el padre del presunto abusador de un nene de 12 años falleció producto de los golpes que recibió, luego de que los vecinos hayan atacado e incendiado la casa, buscando linchar al hombre señalado como sospechoso.

Los vecinos primero quemaron cubierta para llamar la atención de la policía y los medios, pero la tensión fue creciendo con el correr de los minutos a partir de las 18. Así, todos se trasladaron a la vivienda del padre del sospechoso, derribaron los vidrios con piedras, quisieron entrar y, ante el rumor de que se quería escapar por el techo, incendiaron la vivienda.

Unas 50 personas participaron de la “pueblada”, que fueron sobre el padre del acusado. A golpes de puño lo dejaron inconciente y luego se confirmó su muerte. El Jefe de la Unidad Regional de Comodoro, Ricardo Cerdá, reconoció que en el lugar había dos policías quenada pudieron hacer para detener al gran número de vecinos que comenzó a golpear al padre del presunto abusador.

El presunto abusador había estado con el grupo de vecinos en una esquina reclamando junto a ellos por Justicia para el nene abusado.

Así se llevaba la Policía al presunto abusador en Fracción 14: “estaba con nosotros pidiendo justicia”

Así se llevaba la Policía al presunto abusador en Fracción 14: “estaba con nosotros pidiendo justicia”

Los vecinos primero destruyeron los vidrios de la casa y luego la incendiaron.

La salud de un nene de 12 años está comprometida luego de haber sido abusado y brutalmente golpeado por una persona de Fracción 14, del cuál todavía la Policía no ha dado a conocer oficialmente su nombre -aunque en redes sociales ya circula la condena social-.

La situación de extrema violencia fue in crescendo a partir de las 18, mientras los vecinos esperaban que un patrullero llegara. Al chico lo habían atacado a las 14, cuando venía del colegio caminando por el largo trayecto que tiene que atravesar en ese barrio donde pasa un sólo colectivo con poca frecuencia.

Alguien alertó que entre la multitud que se estaba acercando a la quema de cubiertas había “amigos” de la persona que el nene había señalado como su agresor. Así, los vecinos lo identificaron y llegaron hasta la casas de su familia, donde empezaron a arrojarle piedras y destruir todos los vidrios. Desde adentro pedían que no lo hicieran porque había chicos y una mujer resultó lastimada.

Una de las vecinas dijo que el agresor estaba en la reunión que tuvieron los habitantes de Fracción 14 y Los Bretes para pedir justicia, que luego resultó en la quema de cubiertas. Cuando lo apuntaron, el escenario cambió hacia la casa de esta persona.

Sin embargo, los vecinos de Fracción 14 tenía como objetivo claro a esta persona y, ante la sospecha de que quería escaparse, empezaron a rodear la vivienda y ocupar el techo.

“En cuando al episodio que ha motivado la presencia policial, estamos trabajando y vamos a ver qué otras diligencias podemos realizar”, explicó Ricardo Cerdá, jefe de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia

“Hay que tener en cuenta que es una criatura la que en principio a sido objeto de un hecho presuntamente de abuso sexual. En base a ese suceso, que lamentablemente le ha tocado vivir, está trabajando personal especializado y asistencia de la Comisaría de la Mujer”, manifestó el comisario.

Al respecto del padre del sospechoso, Cerdá explicó cómo ocurrió todo. “Era una horda descontrolada -50 personas se estima- donde dos policías se enfrentaron con la misma, circunstancialmente se encuentran con el grupo que agredían a una sola persona. Los dos efectivos trataron de disipar el ataque y hacer entrar en razón a estar personas, pero no pudieron evitarlo”