El 7 de abril se realizarán las elecciones P.A.S.O. en Chubut y el 9 de junio serán los comicios provinciales, donde se elegirán Gobernador, Diputados Provinciales y en algunos municipios y comuna Intendente y Concejales.

“Esta campaña es un Carnaval”, tituló días atrás el Diario de Madryn, en alusión a las vueltas de los candidatos, de cara a las elecciones, como si fuera un “circo” las volteretas y cabriolas donde sobresalen los rechazos a la minería.

En este abanico se incluye al gobernador Mariano Arcioni con aliados que han ido y venido en su decisión por “desbloquear” la cuestión minera, hasta el comodorense Carlos Linares, todos hacen cola para decir “la minería no está en la agenda”.

Aportando a la confusión general por desengaño

En este circuito no faltan los que apuestan a la confusión picando la misma piedra. El caso más sonado fue el diputado provincial y ex intendente de Puerto Pirámide Alejandro Albaini, quien salió a denunciar al gobernador Arcioni por supuestas traiciones de mandatos populares bajo el formato de oscuras negociaciones con Pan American Silver, propietaria del Proyecto Navidad.

Según declaró Albaini a los medios dijo, “Días antes del cierre de listas el gobernador me preguntó ¿Qué vas a hacer cuando venga la minería si estás en la lista de diputados?, le contesté lo mismo que hasta hoy, oponerme y votar en contra. Resultado quedé fuera. Se viene la minería. Aviso!!”

Como prueba el disputado mostró  el premiso para extraer oro aluvional en Epuyen, publicado en Boletín Oficial el 15 de noviembre del año pasado.

Nuevos debates y vueltas

Desde el 2003 cuando el conflicto de Esquel con Minera El Desquite de Meridian Gold y la posterior sanción de la Ley 500, Chubut ha dado vueltas en círculo acerca de una posible habilitación de la actividad minera, en el territorio que la desea y la necesita.

En el 2016 con el actual gobierno nacional, hubo una declarada política de promover la explotación en la Meseta. El año pasado fue el último “corte” de esta travesía con presentaciones y debates multisectoriales en las comunidades de la Meseta y ciudades de la costa provincial.

Hoy con las redes sociales y google, está registrado todo lo que se dijo y desdijo desde la política chubutense, que en la planicie acelera y en tiempos electorales teme perder votos por la cuestión minera.

Es allí donde caen algunos en la telaraña política y alientan confusiones, hasta la insólita de pretender perseguir a “lavadores” de oro como si fueran a destruir el medio ambiente.