Hubo unas 150 personas en la movilización por la localidad. El autor, Luis Currumil, está detenido.

El asesinato de Mónica Tacumán en Paso de Indios conmovió a toda la provincia. Ayer hubo una concurrida marcha por esas calles. Convocada por mujeres, hubo 150 personas de esa localidad, Los Altares, Esquel y hasta Dolavon que recorrieron el centro del poblado en la meseta central.

 

La movilización fue pacífica y en medio de un clima de dolor, perceptible en el clima de silencio y llantos que se sucedieron a lo largo de una hora y media. Contó, además, con la presencia de Ángela y Aida, madre y hermana de la víctima.

Las comunidades de la zona se congregaron para abrazar a la familia de la víctima, asesinada por su exnovio  Luis Currumil, quien se halla preso, imputado por homicidio agravado por el vínculo.#

Informe e imágenes: María Laura Barcia y Vanesa Lev / JornadaPLAY

Fuente : Diario Jornada