Ayer hubo marchas simultáneas en Paso de Indios y en Trelew por el femicidio de Mónica Tacumán. Las manifestantes acusaron agresiones de parte de los trelewenses que además de arrojar piedras les tiraron los autos encima.

Ayer hubo una concurrida marcha por las calles de Paso de Indios, convocó a unas 150 mujeres de Los Altares, Esquel y hasta Dolavon que recorrieron el centro del poblado en la meseta central.

La movilización fue pacífica y en medio de un clima de dolor, perceptible silencio y llantos que se sucedieron a lo largo de una hora y media. Contó, además, con la presencia de Ángela y Aida, madre y hermana de la víctima.

Las comunidades de la zona se congregaron para abrazar a la familia de la víctima, asesinada por su exnovio Luis Currumil, quien se halla preso, imputado por homicidio agravado por el vínculo.

En tanto en Trelew, en pleno de recorrido varias manifestantes denunciaron a través de redes sociales distintos tipos de agresiones. “No pensé que éstas cosas nos pueden pasar aún. Piedrazo contra la marcha, autos queriendo pasar sobre la manifestación, insultos hacia mujeres que salieron a decir basta de femicidios. No queremos ser más ésta humanidad”, lamentó Alejandra.

Además indicaron que el paso de la manifestación en las calles fue también complicado por los automovilistas que trataban de pasar sin respetar los tiempos de las manifestantes. Preocupante nivel de intolerancia en la zona fue denunciado por las organizaciones sociales que participaron de la marcha.