El chubutense estuvo a cargo de la Unidad de Investigación AMIA, pero fue apartado por diferencias con el ministro de Justicia Garavano.

Mario Cimadevilla, ex senador y ex titular de la Unidad de Investigación AMIA, opinó sobre la sentencia conocida hoy en la causa por encubrimiento del atentado a la mutual israelí y que dejó entre los absueltos al ex presidente y actual senador Carlos Menem.

“La unidad se disolvió con las diferencias que yo tuve con el ministro de Justicia, Germán Garavano. Nosotros entendíamos que había que acusar a fiscales, que había elementos para sostener la acusación. Pero el ministro se oponía al criterio y el único argumento que nos dió es que había que pedir la absolución ‘porque eran sus amigos’. Después de este incidente, el Poder Ejecutivo disolvió la Unidad AMIA”, explicó en El Comodorense Radio por FM La Petrolera 89.3 MHz.

“En la nota que le envié al Presidente al retirarme de la función, una de las cosas que le puse es que le agradecía que me relevara de la obligación de un compromiso que él no estaba dispuesto a cumplir. Ya ahí, a esa altura del partido, estaba convencido de que el Presidente no tenía interés en avanzar en esta investigación”, recordó Cimadevilla  en el contacto con la radio.

“La sentencia habla de que no teníamos un criterio equivocado, que estábamos en lo cierto en pedir pena. El ministro Garavano debería entender que un hombre que prioriza cuestiones personales no puede estar más de cinco minutos en un cargo público”, cuestionó Cimadevilla. “Por esta cuestión, Elisa Carrió pide el juicio político a Garavano, que no avanza en el Congreso, como consecuencia de esta conducta el ministro”.

Cimadevilla aclaró que existen dos causas. Una sobre el atentado y quién puso la bomba en la AMIA el 18 de julio de 1995. En aquella investigación, recuerda el ex senador por Chubut, se pagaron 400 mil dólares para comprar testimonios e incriminar a personas sin relación con el atentado. La Corte Suprema decretó la causa y se investigó a quienes habían “investigado” en su momento.

“Esa causa está parada porque hay cinco iraníes, ahora son cuatro porque uno murió, imputados y se niegan a cumplir con los requerimientos de la Justicia Argentina. Los jueces entienden que el juicio en ausencia de los imputados no puede avanzar. Trabajamos con muchos bloques del senado, trabajó muchísimo Juan Mario Pais que es un hombre solvente desde el punto de vista jurídico, en un proyecto de ley de juicio en ausencia, que no se sancionó nunca”, remarcó.

En esta oportunidad, se conoció la sentencia de la otra causa que es sobre encubrimiento.

“Lo que demuestra la causa AMIA, en definitiva, es las vinculaciones del poder con la Justicia y los servicios de inteligencia. Cada vez que la Justicia tiene que investigar al poder, interfieren los servicios de inteligencia y aparecen estas demoras injustificadas en la resolución de las causas”, apuntó. “Menem terminó absuelto. Acá se investigaba al poder, entonces ocurren estas cosas”, agregó.