Antes de definir la renovación de sus autoridades para el período 2019, el Senado se transformó en el centro de un tenso debate sobre el escándalo judicial desatado por la denuncia de extorsión contra Marcelo D’Alessio y el fiscal Carlos Stornelli. Varias senadoras y el jefe de la bancada del FpV-PJ plantearon cuestiones de privilegio, a pesar del intento oficialista para frenarlos, donde denunciaron “la connivencia del Gobierno, el poder judicial, periodistas y legisladores oficialistas” para realizar operaciones de “inteligencia, extorsión y espionaje” para “armar causas contra dirigentes opositores”. El momento más fuerte de la sesión fue cuando, luego, la senadora Cristina Fernández de Kirchner tomó el micrófono: “Es evidente que algunos otros senadores, senadoras, diputadas o diputados pueden tener privilegios, pero lo que esta senadora de la Nación, ex presidenta de la República dos veces elegida por el voto popular no tiene es privilegios: ni siquiera tiene los derechos ni las garantías que tiene cualquier ciudadano común en este país”, lanzó CFK sobre el acoso judicial.

La líder de Unidad Ciudadana, remarcó que la cuestión de privilegio debería hacerla contra la Corte Suprema por dos motivos. Primero por “el evidente escenario de gravedad constitucional e institucional que desde Comodoro Py le quieren quitar la causa a Alejo Ramos Padilla para que no investigue”. Segundo, “por la actuación de una embajada extranjera, la de Estados Unidos, que no contesta sobre la participación de agencias de seguridad extranjeras” en el caso. CFK también recordó que la justicia estadounidense “tardó dos años” para responder y desmentir la denuncia del diario Clarín, en la que se afirmaba que la ex ministra Garré y Máximo Kirchner tenían cuentas millonarias en cuentas offshore. Cristina sostuvo que el Poder Judicial está montado un lawfare (guerra jurídica) en su contra y contra “la oposición en serio, la que verdaderamente se opone a este de modelo de entrega, saqueo y hambre”, y la diferenció de la que es “solamente cartón pintado”.