En un ataque de furia, el productor Juan Yodko, ayer alrededor de las 16 horas cubrió de excremento de su ganado el frente del Palacio Municipal, cansado de sufrir permanentes robos de animales en su chacra. Detuvo la camioneta y arrojó la bosta contra el edificio municipal con sus propias manos.

«Pido seguridad, la Policía dice que no tiene patrulleros y no tiene nafta, y la Municipalidad está vendiendo bonos para la nafta

La Policía del Chubut intervino para calmar al hombre, quien retomó su marcha alrededor de una hora después junto con su esposa y su hija, que también iban en la camioneta. Los efectivos entendieron que no correspondía detenerlo al entender que se trataba de una «contravención». Según confió la Policía, no había ninguna rotura en el edificio, razón por la cual no calificaría como «daños».

En forma extraoficial, fuentes policiales confiaron a este diario que en casos como éste procuran evitar que los incidentes pasen a mayores, ya que avizoraban que podía ocurrir un escándalo si se lo llevaban a Yodko en un patrullero. También procuraron no hacerle pasar un mal momento a la señora mayor que aguardaba en la camioneta. Los efectivos no desconocieron el hartazgo del chacarero frente a tantos hechos de inseguridad.

Pasados los incidentes, empleados municipales limpiaron el frente del edificio y juntaron el excremento con una pala y una bolsa de consorcio. Desde la gestión de Adrián Maderna, ayer evaluaban qué medidas tomar con este incidente provocado por Yodko. Altos funcionarios confiaron que iban a analizar la cuestión con suma prudencia antes de emitir un pronunciamiento.

DIA DE FURIA

Yodko contó que estaba en Bariloche atendiendo algunos asuntos familiares, cuando debió regresar de urgencia a Trelew porque le avisaron que le habían robado varios animales y lastimado a otros tantos. Ayer al mediodía, el chacarero acudió a diario EL CHUBUTpara denunciar que, una vez más, delincuentes habían atentado contra su ganado.

Hace ya varios años que Yodko viene denunciando que sufre hechos de inseguridad en la zona de chacras. En diez años le robaron 600 ovejas, 70 vacas, caballos y chanchos. Se enfrentó con los asaltantes, se cansó de hacer denuncias, pero los robos quedaron impunes. También en más de una oportunidad el productor reclamó al Concejo Deliberante que le permitan subdividir parte de las tierras para poder venderlas.

Ayer en horas de la tarde, Yodko se hartó, cargó el excremento en su camioneta y fue directo al Palacio Municipal. «Me cansé de venir a que me atienda Maderna. Me están robando todo, las vacas, las ovejas, pagué 9.000 pesos de impuestos. Para política tienen plata, pero para darnos soluciones no tienen», comentó Yodko mientras era calmado por efectivos policiales.

El productor comentó que «tengo 73 años, laburé toda mi vida, lloro por dentro, no quiero matar a nadie. En la chacra tengo que andar a los tiros, y a los vecinos también les están robando; están cagando a palos a todos los viejos».

Finalmente, Yodko justificó su reclamo. «¿Qué harías con tanta impunidad? Pago los impuestos, le vengo a pedir audiencia al intendente y no me da bolilla. Voy al Concejo Deliberante a pedir lo que es justo y no me dan bolilla. ¿Qué tengo que hacer? No vengo a romper nada ni a destruir nada. No corto el camino», concluyó.