El delegado de Luz y Fuerza en la Cooperativa Eléctrica Gualjaina, anunció que no van a intervenir en la reparación del motor averiado. Autoridades provinciales se encuentran en el lugar

La localidad ubicada sobre la Ruta Provincial N° 12 a 97 km. de Esquel,  vuelve a ser noticia por la crítica situación energética que comenzó en octubre de 2017 y puntualmente desde que la cooperativa eléctrica quebró, se retiró su Consejo de Administración, dejando a 14 empleados desprotegidos y en situación irregular.

La situación se agrava además por la sequía. El Río Lepá está seco y no se puede ir a buscar agua.

El delegado de Luz y Fuerza, Eduardo Ferrer anunció en contacto con FM SOL que “ayer a la madrugada se paró el grupo generador y en asamblea decidimos no tocar el motor hasta que las autoridades provinciales decidan tomar cartas en el asunto”.

“Que el gobierno tome cartas en el asunto”

Ferrer hizo saber la postura del personal de la Cooperativa y señaló, “Que el gobierno tome cartas en el asunto. La situación laboral de los muchachos de la cooperativa es así: estamos en la calle, no tenemos recibo, no tenemos ART, ni tampoco cuil. Estamos desprotegidos totalmente. Estábamos generando nosotros por gauchos nomás que somos pero seguimos sin elementos de seguridad, sin auto, hay gente que está por jubilarse y no figura en ANSES” reclamó.

Ferrer confirmó que les ofrecieron ser absorbidos por Servicios Públicos pero no se avanzó en esa situación. Este martes, los ministros Marcial Paz y Raúl Chicala se encuentran en el lugar para abordar esta situación.