El área de turismo de la provincia de Chubut en las últimas semanas ha tenido un cambio de conducción, con la salida del madrynense Herman Muller y el ascenso al cargo del rawsense Néstor García.

 

Está claro que la crisis del Hanta Virus afectó a la ac en la región cordillerana, haciendo fracasar la temporada que parecía presentarse con muy buenas posibilidades. Cabe destacar que a esta problemática, se han sumado los incendios forestales en la zona de Lago Puelo y Epuyen.

Por su parte la región de la costa chubutense, con excelentes condiciones climáticas, obtuvo record de turistas, aún más de bañistas locales y visitantes que masivamente se volcaron a disfrutarlo.

Miradas diferentes

Cuando repasamos la actuación del Ministerio de Turismo y especialmente en esta gestión, se puede observar que carece de una identidad y planificación coherente para nuestro extenso territorio.

Los 224 mil km2 que tiene Chubut están divididos en Comarcas, que a su vez incluyen corredores turísticos, aquí es donde se nota claramente que existen “Miradas diferentes” y consecuentemente acciones que pueden favorecer o perjudicar, dependiendo del lugar donde se aplique.

Es clave señalar que muchas de estas diferencias se encuadran en el manejo de las Aéreas Protegidas, cabe por citar un ejemplo la manera en que se dispone mostrar o no el arte rupestre.

Señalamos o no

Para muestra se pueden observar las fotografías que ilustran esta nota, en la zona de Los Altares, a sólo 5 km antes de llegar por la Ruta Nacional N° 25 al sector urbano de esa localidad, un cartel ilustra la presencia de “Pinturas Rupestres”.

Décadas atrás esas pinturas eran promocionadas por un cartel, pero luego las autoridades de Cultura y Turismo decidieron cerrar el lugar, debido a que se estaban destruyendo por la presencia de pintadas con aerosol, vandalizando el lugar sin tener en cuenta la importancia histórica del sitio.

Coincidentemente 13 años atrás cuando se creó el Área Protegida Piedra Parada, donde en sus adyacencias hay una importante cantidad de aleros con pintura rupestre, las mismas autoridades se negaban a señalizar la existencia de esas pinturas ancestrales, para “protegerlas”.

Como se puede observar en las fotografías la calidad de estas pinturas rupestres en cuanto a su protección, se mantiene por el propio alero donde se realizaron.

Insólitamente el paso del tiempo muestra una gran diferencia en el tratamiento de un área a la otra, lo que evidentemente debe modificarse, aunque está claro que con lo gestionado por las actuales autoridades el Área Piedra Parada no ha sido tenida en cuenta.

Recordatorio

Finalmente un recordatorio para aquellos que tienen participación directa con la zona de Piedra Parada y que se marca en la propia ley sancionada el año 2006, donde en dos de sus artículos plantea la elaboración de un Plan de Manejo y los recursos que debe recibir anualmente. Queda claro que los montos son figurativos y deben ser actualizados por la administración anualmente.

Artículo 5º.- El Plan de Manejo del Área Natural Protegida Piedra Parada será elaborado por la Autoridad de Aplicación dentro de los ciento ochenta (180) días de promulgada la presente, el que deberá ratificarse por ley.

Artículo 6º.- Créase el Fondo de Desarrollo del Área Natural Protegida Piedra Parada con un aporte anual de CINCUENTA MIL PESOS ($ 50.000). El Poder Ejecutivo podrá incrementar y adecuar las partidas presupuestarias necesarias para el cumplimiento de la presente ley.