El viento complicó durante la tarde del jueves el incendio en la zona de Epuyén, especialmente en la zona conocida como La Burrada. En Lago Puelo suman 100 las hectáreas comprometidas.

El incendio en el área de Epuyén duplicó durante el jueves la superficie que había afectado el fuego hasta última hora del miércoles y se contaban en 1.358 las hectáreas afectadas por el siniestro.

Las condiciones meteorológicas reavivaron varios focos, especialmente en la zona denominada La Burrada, donde se trabajó de manera intensa con medios aéreos y maquinaria con el objetivo de generar cortafuegos e impedir el avance de las llamas.

Mientras tanto, en Lago Puelo el fuego ya afectaba unas 100 hectáreas de bosque nativo y se espera que para el día de mañana quede circunscripto el incendio en el cerro Hilario.

A última hora de ayer el jefe de brigadas del noroeste del Chubut, Jorge Bonansea, dio un panorama de cómo acciona esta cabeza de fuego que avanza por el predio de compañía de tierras del Sur.

“Era de esperar que a partir de las 16 horas se incrementará la actividad de este frente habida cuenta de la topografía y el material que se está incendiando el cual generó llamas de 5 o 6 metros de altura, por lo que se trabajó en todo este sector con mucho personal máquinas viales y se pudo contener en gran parte” explicó Bonansea.

Seguidamente jefe de brigadas agregó, ” la premisa para el día de mañana (por hoy) es evitar que el fuego llegué a las  forestaciones que tiene la empresa de tierra del sur argentino que son cerca de 400 hectáreas de pino implantada por lo que la premisa es evitar que esta situación se ve el día de mañana, de no ser así el fuego llegaría hasta la ruta nacional 40 De cualquier manera tenemos fe y esperanza en que mañana lograremos contenerlo en ese sector”, enfatizó Bonansea.