200 personas trabajaron hasta anoche en el combate del fuego y esta mañana los equipos ya se desplegaron a la zona. Las condiciones climáticas no serían favorables.

Según los funcionarios que monitorean el incendio en Aldea Escolar, el evento tiene menor actividad, pero aún no está controlado y las condiciones climáticas para hoy no serán favorables.

El Subsecretario de Bosques de Chubut, Rodrigo Rovetta, informó a FM Tiempo “el incendio tiene varias fases hasta llegar al control, no nos podemos aventurar a decir que el incendio está controlado porque todavía tiene bastante actividad, pero los trabajos a última hora de ayer en varios de los sectores con mayor actividad dieron resultado positivo y la tarea hoy es afianzar esas líneas de control que lograron las brigadas para ir avanzando hasta lograr el objetivo”.

Rovetta también indicó que “las condiciones meteorológicas van a ser complicadas por momentos, entonces estamos enfocados en todo lo que es la tarea de control y esperamos lograrlo lo antes posible, aunque por ahora es aventurado decir cuándo va a ser”.

El funcionario explicó que el incendio comenzó alrededor de las 10:40 de la mañana del martes y “debido a las condiciones meteorológicas y las características de vegetación, rápidamente tomó un comportamiento extremo, lo que derivó en un amplio operativo que fue creciendo a lo largo de las horas y anoche tenía a más de 200 personas afectadas a los trabajos”.

La tarea de las brigadas tuvo como refuerzo el apoyo terrestre y especialmente aéreo, con dos aviones hidrantes y un helicóptero con Helibalde.
“A las seis de la mañana empezó el desplazamiento del personal para que se encuentre ya distribuido en la zona de trabajo” dijo Rovetta.

Al ser consultado sobre la superficie afectada por el fuego, el funcionario expresó  que “todavía no hemos realizado esta evaluación, estábamos concentrados en todo el operativo de control. Durante la jornada de hoy se van a empezar a hacer estos relevamientos” y reiteró que durante las primeras horas el objetivo del trabajo estuvo enfocado en lograr un gran desplazamiento de recursos y la atención de la emergencia en si misma.

En ese sentido explicó que “la situación por momentos fue critica en algunos sectores, donde el comportamiento del fuego originó focos secundarios, puso en riesgo infraestructura y todo el personal se abocó a defender la infraestructura”, al tiempo que se realizaron evacuaciones preventivas.