El petróleo es una de las actividades de mayor rentabilidad para la Patagonia. En las últimas horas, el valor del Brent descendió a poco menos de 50 dólares, una caída acumulada del 6%. Incertidumbre ante la posibilidad de nuevas bajas

Diciembre de 2018 quedará en la memoria de los argentinos no solo porque el presidente Mauricio Macri fue hacer los mandados en crocs, sino también porque la economía sufrió turbulencias que podrían afectar severamente las estimaciones para 2019. Riesgo país récord, caída en la bolsa, baja en el consumo navideño y creciente inflación son tan solo algunas de las categorías en rojo.

Para la región, se suma la caída en el precio del precio del barril, que hace tambalear cualquier estimativo respecto de los ingresos para 2019. Según consignan las últimas noticias, este lunes 24, el barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, para entrega en marzo cerró en el mercado de futuros de Londres a 50,47 dólares, unos 3,35 dólares por debajo del cierre del viernes.

Un 6% fue la reducción del valor del viernes para el lunes, en un contexto de descenso constante, donde se pone en juego la batalla comercial entre Estados Unidos, Rusia y Arabia Saudita, los principales países productores de crudo.

En el momento en que las provincias hicieron los números, contaban con una proyección de un barril a 62 dólares, algo que hoy parece impensado pese a que hubo un leve repunte en las últimas horas. De mantenerse a la baja, será díficil sostener los números presupuestados, e impactará en la economía patagónica más antes que después.