El campeón de la Copa Libertadores se quedó afuera de la final del Mundial de Clubes de Emiratos Árabes, al perder con el local Al Ain 5 a 4 en la definición con tiros desde el punto penal, tras empatar 2-2 al término de los 90 minutos reglamentarios y los 30 de prórroga en el estadio Hazza bin Zayed.

Esta es la primera vez que un equipo argentino no jugará la final del Mundial de Clubes desde la creación de esta competencia, en la que participaron Boca (2007), Estudiantes (2009), San Lorenzo (2014) y el propio River (2015).

En el tiempo reglamentario el equipo de Emiratos Arabes se puso en ventaja a los 2 minutos del primer tiempo, por intermedio de Marcus Berg, pero Rafael Santos Borré a los 10 y 15 de esa primera mitad.

El brasileño Caio a los 5 del complemento marcó el empate.

En los penales, Al Aín no desperdició ninguno, mientras que el arquero Khalid Eisa le tapó el último disparo a Enzo Pérez.

En el tiempo regular, a los 23 de la segunda mitad, Gonzalo “Pity” Martínez estrelló un penal en el travesaño.

Ahora River deberá jugar por el tercer y cuarto puesto ante el perdedor de la otra semifinal que disputarán mañana Real Madrid de España y Kashima Antlers de Japón, a partir de las 10.30 del próximo sábado.

Los antecedentes de River

River Plate sólo pudo alcanzar la gloria mundial en una ocasión, con su título en la Copa Intercontinental de 1986, y suma esta decepción a sus derrotas ante la Juventus en la Intercontinental de 1996 y contra el Barcelona en la final del Mundial de Clubes de 2015. Pero en esta ocasión en una ronda anterior y ante un adversario sin la historia y la tradición de aquellos dos gigantes europeos.

Sudamérica tropieza una vez más en este torneo, donde con el nuevo formato de la competición apenas cuenta con cuatro títulos en las catorce ediciones anteriores. Desde 2007, únicamente el Corinthians Brasileño (2012) ha roto la hegemonía europea.

El Al Ain, por su parte, hace historia superando las semifinales de su compatriota Al Jazira el año pasado y se convierte en el cuarto equipo de fuera de Europa y Sudamérica en alcanzar la final, tras el Mazembe de la República Democrática del Congo (2010), el Raja Casabalanca marroquí (2013) y el Kashima Antlers japonés (2016).

Esperance de Túnez terminó quinto

El elenco africanovenció a Chivas de Guadalajara, México, en la definición por penales por 6-5 tras igualar 1-1 en tiempo reglamentario y se quedó con el quinto puesto en el Mundial de Clubes.

Walter Sandoval, de penal, abrió la cuenta para el equipo mexicano a los 5 minutos del primer tiempo, mientras que Youcef Belaïli empató, por la misma vía, a los 38′ de la segunda parte.

El conjunto tunecino terminó el encuentro con dos jugadores menos por las expulsiones de Badri y Errabei pero en la definición por penales se impuso por 6-5 y se quedó con el quinto puesto.

Chivas, equipo dirigido por el paraguayo José Saturnino Cardozo, fue la gran decepción del torneo ya que también había perdido con Kashima Antlers, de Japón, (3-2) en la fase previa y se quedó sin la posibilidad de enfrentar a Real Madrid.

Síntesis:

Al Ain: Khalid Eisa; Mohamed Ahmad, Ismail Ahmed, Bandar Mohammed y Tsukasa Shiotani; Ahmed Barman, Rayan Aboudan Al Jaberi, Mohammed Fayez y Tongo Doumbia; Hussein El Shahat y Caio. DT: Zoran Mami.

River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola y Milton Casco; Ignacio Fernández, Leonardo Ponzio, Exequiel Palacios y Gonzalo Martínez; Borré y Lucas Pratto. DT: Marcelo Gallardo.

Goles: 10 y 15m. Santos Borré (River). 3m. Marcus Berg y 50m. Caio (Al Ain).

Tanda de penales:

River Plate: Scocco (gol), Quintero (gol), Pratto (gol), Borré (gol), Pérez (fallo).

Al Ain: Caio (gol), Shiotani (gol), Al Ahbabi (gol), Abdulrahman (gol), Yaslem (gol).

Amonestaciones: River Plate: Pinola (9), Santos Borré (54), Casco (89), De la Cruz (112).

Al Ain: Elshahat (50), Caio (61), Ahmad (80).

Árbitro: Gianluca Rocchi (Italia).

Estadio: Hazza Bin Zayed de Al Ain.