Con el énfasis puesto en los acuerdos electorales, el gobernador Mariano Arcioni, habría prometido más lugares de los disponibles en la nómina para la Legislatura. Esto podría generar malestar entre los actuales diputados que quieren repetir y lo complicaría en la sesión convocada para el 5 de febrero
El juego de la oposición con las extraordinarias y la sobreventa en la lista de diputados

El fin de año en la provincia de Chubut se presenta movidito y el arranque de 2019 promete aún más ritmo. En la última y escandalosa sesión en la Legislatura no faltó nada: rosca, negociaciones, protestas y hasta una amenaza de bomba,  marcaron una jornada revolucionada que representa quizás una de las mayores falencias de la gestión de Arcioni: el no haber podido generar vínculos con el Poder Legislativo.

En este contexto, la oposición planea convocar a sesión extraordinaria para el 5 de febrero con la clara intención de tratar los vetos del Ejecutivo relacionados a las elecciones anticipadas. Si bien existen algunas diferencias en el temario a tratar entre los bloques del peronismo y Cambiemos; fuentes legislativas indicaron a La Tecla Patagonia que habría consenso para que se concrete el llamado.

El Frente para la Victoria quiere incluir en la sesión extraordinaria además del tema electoral el tratamiento de otros vetos de Mariano Arcioni; en tanto Cambiemos,  prefiere acotar el temario a lo electoral; el Presupuesto y la emergencia de anestesistas.

Para derogar el veto del Gobernador sobre las elecciones,  se requieren los votos de los 2/3 de los presentes. Esto se traduce en 18 votos si todos los legisladores asistieran. La oposición logró juntar en los últimos intentos 16 votos.

Pero la convocatoria para el 5 de febrero está pensada estratégicamente en el sentido de sumar manos. Las listas para las elecciones – con el calendario actual – cierran el 10 de febrero y entonces para el 5 ya estarían avanzadas las definiciones. La oposición apunta a sumar a algún legislador de Chubut Somos Todos que haya quedado descontento con el armado de las nóminas.

Y en este punto, Arcioni está muy complicado. Para cerrar “acuerdos”  Arcioni ha sobrevendido los lugares en la lista de legisladores provinciales.  ¿Qué pasará entonces con los actuales diputados que pretenden repetir?

Fuentes de la Legislatura revelaron que el Gobernador habría prometido 4 cuatro lugares para el intendente y compañero de fórmula, Ricardo Sastre. Un lugar entre los primeros cuatro; otro entre los ocho; otros entre los doce y otro entre los dieciséis.

Al intendente de Trelew, Adrián Maderna, quien ayer se sumó oficialmente al frente de Arcioni, le habría prometido dos lugares; al referente petrolero Jorge “Loma” Avila otros dos; al dirigente de Trelew, Alfredo Béliz, un lugar; a Luz y Fuerza, otro; a Martín Buzzi, otro.

Además se le habría prometido un espacio a la legisladora, Cecilia Torres Otarola, quien hace pocas semanas atrás confirmó su alineamiento a la gestión de Arcioni.  Del bloque de Chubut Somos Todos, el único que tendría un espacio asegurado en la nueva lista sería Roddy Ingram.

Haciendo una cuenta rápida, Arcioni tendría ocupados trece de los dieciséis escaños disponibles. Además el Gobernador necesitará contar con diputados propios si gana las elecciones. En este esquema,  uno de los que tendría asegurado un lugar es el hijo del referente cercano al Gobernador,  Rafael Cambareri.

¿Entonces qué pasa con por ejemplo Jerónimo García o con Alejandro Alabaini?  No habría lugar para todos los legisladores actuales que tienen intenciones de continuar. De los ocho, el único que manifestó que no tiene voluntad de seguir es Adrián López; el resto presionará para lograr un espacio, según contaron las fuentes.

De esta forma la extraordinaria convocada por la oposición sería un libro abierto y podría finalmente resultar exitosa para los fines propuestos. Existe la posibilidad que Mariano Arcioni se anticipe y convoque para los primeros días de enero para tratar el Presupuesto, la Tributaria y la prórroga de la Ley de Emergencia pero para hacerlo deberá tener asegurados catorce votos, algo que en el contexto actual resulta muy complicado.