Por el intento de homicidio de su pareja y de su pequeña hija le confirmaron 13 años de prisión

0
439

Los ministros de la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia del Chubut confirmaron la pena de 13 años que recibió un violento joven de Río Mayo, quien en febrero del año pasado golpeó brutalmente a su pareja y la cortó con un cuchillo porque la mujer había pinchado una rueda de una bicicleta. Después, intentó ahocar a su propia hija, de poco más de un año, quien por fortuna logró recuperarse luego de una larga internación en Comodoro Rivadavia.

Los ministros Alejandro Panizzi, Mario Luis Vivas, Miguel Angel Donnet, Raúl Adrián Vergara, Sergio Rubén Lucero y Natalia Spoturno confirmaron la pena de 13 años de prisión que fuera dictada en primera instancia y luego ratificada por la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia, contra el joven oriundo de Río Mayo que intentó asesinar a su pareja y a la pequeña hija de ambos. La calificación de la condena fue la de autor penalmente responsable de lesiones leves agravadas por la relación de pareja, amenazas, lesiones leves agravadas por el vínculo y tentativa de homicidio agravada por el vínculo.

Los delitos se registraron el 13 y 14 de febrero del año pasado en Río Mayo. La causa fue investigada por la Fiscalía de Sarmiento y el juicio contra el acusado –sobre quien no se publica su identidad para no revictimizar a las propias víctimas- se desarrolló en noviembre del año pasado.

En aquella oportunidad el tribunal integrado por los jueces Daniel Pérez, Jorge Novarino y Graciela Anabel Rodríguez, lo condenaron a una pena de 13 años de prisión de cumplimiento efectivo.

Según describieron desde la Fiscalía de Sarmiento, todo ocurrió en la casa que el violento compartía junto a su pareja y su pequeña hija. El 13 de febrero del año pasado, alrededor de las 13, el imputado insultó a su concubina y el motivo de su enojo fue porque la chica había pinchado una cubierta de una bicicleta.

De las agresiones verbales pasó a la agresión física. Le pegó golpes de puño en los brazos, en el rostro y patadas en las piernas. Luego tomó un destornillador y se lo clavó en el costado derecho de la espalda. También tomó un cuchillo serrucho y le provocó lesiones en un brazo. En todo momento expresó amenazas de muerte contra la víctima. Las amenazas mortales, también incluían a la niña. La pequeña era protegida por su mamá, poniéndola detrás de ella.

Por último, el agresor le dio un golpe de puño en la nuca a la joven mujer. En la siguiente fase se calmó y le pidió perdón, aunque al cabo de un rato la tomó fuertemente del cuello provocándole lesiones y hematomas.

Al día siguiente, al regresar a su casa desde el trabako, la madre de la niña observó que la pequeña no reaccionaba y estaba flácida. La llevó en forma urgente al hospital y los médicos que la atendieron constataron que la nena estaba muy golpeada y su vida corría riesgo.

Fue derivada en forma inmediata al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí quedó internada en terapia intensiva. Luego de dos meses fue dada de alta.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here