El juez Federal Guido Otranto ordenó la reincorporación de un trabajador de Agricultura Familiar que prestaba servicios en Esquel y que fuera despedido en los últimos meses a raíz del ajuste que lleva el gobierno nacional en ese área.

Se trata del caso de Juan Zermoglio, quien cuenta con un cargo como Congresal de ATE, hecho que le da inmunidad gremial.
No obstante esto, las autoridades de Agricultura Familiar decidieron incluir a Zermoglio dentro del listado de despedidos, motivando una acción de amparo por parte de este ante el juzgado Federal que dio lugar a su pedido,  emitiendo el juez Otranto una medida cautelar y ordenando la reincorporación inmediata del trabajador.

COORDINADOR NO ACATA ORDEN JUDICIAL
Lo llamativo del caso, fue el coordinador de la subsecretaria de Agricultura Familiar, Fernando Ferrara decidió no acatar la orden judicial, informando a través de un correo electrónico que no había recibido la resolución del juez y que por ese motivo Zermoglio no podía retornar a su trabajo, a la vez que informó en ese mismo correo que la medida judicial había sido apelada por el Ministerio de Agroindustria de Nación.

En dialogo con EL CHUBUT Juan Zermoglio narró la insólita posición del funcionario, indicando que “esta desoyendo un fallo judicial lo que es grave y se expone a consecuencias mayores, Ferrara no puede prohibirme el ingreso a mi trabajo”, dijo.
Zermoglio se había presentado a su puesto el lunes y no le permitieron el ingreso.

Señaló que no solo le corresponde volver a sus funciones en Agricultura Familiar “sino que se debe retrotraer la situación al momento de mi despido y abonarme los salarios caídos a la fecha” precisó. Consideró que el Ministerio de Agroindustria apeló la orden de Otranto “pero el juez ratificó mi reincorporación. Desde Nación desoyeron la medida por lo que deberán resolver que decisión toman ahora desde la Justicia”, explicó.