En la tarde de este miércoles en Comodoro y Rada Tilly comenzaron los truenos y relámpagos generando temor en los vecinos con la memoria aún cargada por la tormenta de 2017. Está vez, la situación fue distinta y un poco más leve, pero varios barrios se fueron muy afectados por el agua.

Comodoro Rivadavia sufrió este miércoles la caída de 13,5 milímetros lluvias en pocas horas, causando severas complicaciones en algunos barrios de la ciudad.

Por la mañana, un manto de niebla cubrió buena parte de la ciudad y ya comenzada la tarde el fenómeno meteorológico se transformó en una intensa lluvia con granizo y hasta relámpagos. Las calles principales se volvieron intransitables rápidamente, y algunos barrios se vieron más azotados por los ríos de agua que se formaban en las mismas, uno de ellos el Juan XXIII.

Aún con el recuerdo del temporal que el año pasado hizo estragos en la ciudad, muchos vecinos y comerciantes vieron hoy con dolor y preocupación cómo nuevamente la lluvia volvió complicar el funcionamiento de Comodoro. El transporte público fue suspendido y su reactivación dependerá del momento en que baje el nivel del agua en la zona de la Terminal.

Más de 30 personas fueron rescatadas hoy de sus vehículos y puestas a resguardo tras quedar en medio del agua.

Las arterias más afectadas fueron la avenida John F. Kennedy, Juan XXIII y la calle Chile por donde salió el agua de lluvia que descendía de la parte alta que está sobre el lado occidental de la ciudad.

El comandante mayor Jorge Soto, segundo jefe de los bomberos voluntarios de Comodoro Rivadavia, describió que rescataron “a por lo menos seis familias que habían quedado atrapados en los vehículos mientras el agua bajaba con furia desde la parte alta y tuvimos que asistirlos porque las calles se transformaron en verdaderos ríos”.

El jefe de bomberos aclaró que “en este caso fue solo un golpe de agua con mucha descarga eléctrica que llegó en algunos lugares a transportar hasta 70 cm. de altura en el caudal que bajaba sin salir porque los sumideros evidentemente no funcionan como corresponde”.

Fuentes de la dirección general de defensa civil del Chubut informaron que “si bien se produjeron varios daños materiales no se reportaron víctimas”.

Los voceros indicaron que “se trató de lo que vulgarmente se conoce como un golpe de agua que duró muy poco y luego se despejó aunque es probable que las condiciones de inestabilidad continúen con alguna que otra lluvia pero tenue”.

Según informó el Servicio Meteorológico Nacional, las lluvias se prolongarán al menos hasta el viernes por la mañana.