Skip to main content

D’Onofrio confió que no hay “ninguna” posibilidad que Boca gane por un reclamo legal

El presidente de River confió en que no hay “ninguna” posibilidad de que Boca gane la postergada revancha de la final de la Copa Libertadores por la vía administrativa y remarcó que “corresponde” que el partido se juegue en el Monumental.

“Creo que ninguna”, respondió D´Onofrio al ser consultado en una entrevista con Telefé respecto de si hay alguna posibilidad de que Boca gane el partido postergado luego de los violentos incidentes del último sábado a través de un reclamo legal ante el Tribunal de Disciplina de la Conmebol.

Además, subrayó que el partido debe jugarse en la cancha de River Plate, más allá de cuál sea el día y el horario elegidos para disputar la revancha de la final de la Copa Libertadores, y señaló: “Boca jugó en su cancha y ahora a nosotros nos corresponde el derecho de jugar en la cancha de River”.

“El martes a las 11:00 tenemos una reunión en Asunción, Paraguay, el presidente de Boca, Daniel Angelici, y yo con el presidente de la Conmebol, que nos va a decir qué día y a qué hora se juega el partido postergado”, agregó el presidente de River.

A su vez, el titular riverplatense reveló la presión ejercida por el presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, para que el partido se dispute a pesar de la agresión que sufrió el micro de Bocaen la previa.

“El presidente de FIFA le dijo a Boca que se jugaba 19.15 y yo le dije a Angelici al oído: ‘tenés mi solidaridad’. Cuando volvió y contó el problema que tenían los jugadores, nos reunimos y reafirmé que esa ventaja no la quería tener”, relató D’Onofrio sobre una de las tantas reuniones que se realizaron el sábado por la tarde, hasta el momento de la primera suspensión.

Y agregó: “antes de anunciar la postergación pedí que firmemos juntos el documento que ahora es de público conocimiento”.

Consultado por la presentación de Boca ante la Conmebol para que se aplique el artículo 18 del reglamento, D’Onofrio confesó desconocerla y que el club expedirá una opinión cuando le den vista.

“No escuché a Angelici pero sí al presidente de Conmebol”, se excusó D’Onofrio, quien confirmó que se enteró de la postergación por las declaraciones televisivas de Alejandro Domínguez.

“A las 14, antes de hablar por televisión, intentó hacerlo conmigo, pero venía en el auto y no vi la llamada. Después hablé y le dije que estaba de acuerdo con la postergación”, contó.

Antes de cerrar, el presidente insistió que va a opinar de la presentación de Boca cuando Conmebol se la comunique y remarcó la actitud “generosa” de River en no querer jugar ante la “desventaja” deportiva que tenía su rival.

Infantino lo desmintió

El presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino aclaró que “nunca” pidió que la Superfinal de la Copa Libertadores “se jugara” después de los incidentes provocados por hinchas “millonarios” que agredieron al micro que trasladaba a los jugadores de Boca el sábado por la tarde.

A su vez el máximo funcionario del fútbol mundial le aclaró a La Nación que tampoco amenazó a ambos clubes “con sanciones disciplinarias en caso de que el partido no tuviera lugar, porque cualquier decisión al respecto pasa por la Conmebol y no por la FIFA”.

“Quiero aclarar, debido a la serie de falsos rumores diseminados en los medios, que no pedí en momento alguno que se jugara el partido”, advirtió el titular de FIFA.

De esta manera Infantino desmintió los dichos del presidente de River, quien había indicado previamente que el titular de la FIFA le había dicho a su par boquense, Daniel Angelici, que tenía que jugar el encuentro.

Infantino también sostuvo poco antes de emprender esta tarde el viaje de retorno a Suiza (estará de regreso en Buenos Aires el próximo viernes para ofrecer una charla de marketing en el marco de la reunión de presidentes del G20) que la “violencia no puede tener lugar en el fútbol” y le ratificó todo su apoyo “a la Conmebol y a su presidente, Alejandro Domínguez”.

Deja un comentario