“Los familiares a los que yo represento creen que el jueves pasado, cuando habló en el acto realizado en Mar del Plata, el presidente (Mauricio Macri) ya sabía del hallazgo del ARA San Juan”, le dijo a PáginaI12 Valeria Carreras, que tiene a su cargo una de las tres querellas que intervienen en la causa que tramita en Caleta Olivia para investigar las causas de la tragedia. Por esa razón, esos familiares consideran que la información sobre la aparición del submarino fue “una puesta en escena”. Carreras insistió en que “eso es lo que piensan los familiares, aunque no podemos probarlo por supuesto”. Agregó que ella, en lo personal, “lo único de lo que puedo acusar a Macri es de frialdad, de falta de empatía, de no demostrar ningún tipo de sentimiento, en un acto que fue totalmente vacío, carente de todo tipo de contenido, y al otro día apareció el tema del hallazgo y bueno, ahora habrá que analizar qué fue lo que pasó, las causas y las responsabilidades”.

Carreras, que representa a 11 familias, confirmó que sus representadas creen “que todo fue una puesta en escena, pero también es cierto que es importante haberlo encontrado” al submarino. La abogada señaló que “la principal causa de desconfianza es el lugar en el que encontraron el buque”, ya que fue hallado en la zona de implosión detectada por Austria, “Por el lugar pasaron 16 veces por lo menos y nunca encontraron nada”, señaló y por eso comentó que “lo que hay que corroborar ahora es si todo esto es cierto”.

“Lo que genera desconfianza es el momento del hallazgo, a un año y un día de la desaparición del buque, y también la forma en que habló el Presidente en el acto como si tuviera alguna información, y también el hecho de que los jefes de la Armada les aconsejaran a todos que se quedaran unos días más en la ciudad de Mar del Plata”. Recordó que “durante un año tuvieron a los familiares sufriendo, dando vueltas, porque además justo se descubre y molesta que se descubra un año y un día después del aniversario, cuando el Presidente habla en presente en el discurso de homenaje”, como anticipando que algo iba a pasar.

La empresa Ocean Infinity, a cargo de la búsqueda del submarino, en menos de una hora bajó y certificó que “encontraron el submarino a 800 metros, no era necesario tanto despliegue de tecnología”. Sobre los pasos a seguir en la causa judicial en Caleta Olivia, afirmó que “con la aparición del submarino, la jueza Yáñez va a poder avanzar a paso firme con la investigación”, a pesar de señalar que la Armada “retuvo y ocultó información”. Insistió en que lo que moviliza a los familiares y a ella como querellante “es la búsqueda de la verdad, saber qué pasó porque hay una cadena de ocultamientos que no ha cesado”.