“¿Quiénes eran estas personas? ¿Quién las mandó? ¿Hasta cuándo me van a seguir espiando? ¿Por qué Bonadio decidió no tomar la denuncia? ¿Está encubriendo a alguien?” La senadora Cristina Kirchner lanzó esa serie de preguntas a través de su cuenta oficial de Twitter para denunciar una sospechosa maniobra en la que intentaron colocar cámaras en la cuadra de su departamento del barrio de Recoleta y denunció ante la Justicia como parte de un plan de “espionaje, la persecución y el hostigamiento a los opositores”.

La ex Presidenta de la Nación denunció que ayer por la mañana, en la previa de la votación del Presupuesto en el Senado, dos personas sin identificación intentaron colocar tres cámaras y un domo en la esquina del edificio de Recoleta. Las tareas fueron advertidas por el personal de la Policía Federal que integra la custodia de la ex mandataria y se acercaron a consultar cuáles eran los trabajos que debían realizar.

Ayer por la mañana dos personas sin identificación alguna intentaron colocar 3 cámaras y un domo en la esquina de mi casa, aquí en Buenos Aires. Personal de la Policía Federal que integra la custodia advirtió esta situación y les consultó qué tipo de tareas estaban realizando –según publica Página 12-.

“Les dijeron que eran empleados de la empresa Donaide S.A e iban a colocar estas cámaras por disposición del Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, no contaban con ninguna documentación que acreditara tales circunstancias”, relató la senadora y denunció que, luego de identificarse, los empleados “recibieron un llamado, se subieron a su camioneta (sin inscripción alguna de la empresa a la que decían pertenecer) y se fueron”. “Raro, ¿no?”, resaltó Cristina en la seguidilla de tuits.

Frente a esos movimientos sospechosos, el jefe de la custodia denunció lo ocurrido en el Centro de Recepción de Denuncias de la Policía Federal, y la investigación cayó en el juzgado de turno. “¿A que no adivinan quién estaba de turno? Bingo… Bonadio. ¿Y a que no adivinan qué hizo Bonadio? Bingo… Nada”, jugó la ex mandataria antes de rematar: “¿Quiénes eran estas personas? ¿Quién las mandó? ¿Hasta cuándo me van a seguir espiando? ¿Por qué Bonadio decidió no tomar la denuncia? ¿Está encubriendo a alguien? El Gobierno es responsable y tiene que terminar con el espionaje, la persecución y el hostigamiento a los opositores”.