La Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNSJB) sería afectada con un recorte presupuestario del 20 por ciento. Desde la Asociación Docentes Universitarios (ADU) advierten que será complejo afrontar los gastos de servicios y mantenimiento del edificio el próximo año. Y que se podría contar con más alumnos ya que los jóvenes no podrán estudiar en otras ciudades del país a causa de la crisis económica.

El sector docente podría ser uno de los más afectados por la posible aprobación – en la Cámara de Senadores – del Presupuesto 2019 con una reducción en las partidas que lo dejaría en porcentajes inferiores respecto de otros años.

En el caso de las universidades (algunas de ellas) la caída del presupuesto sería del 20 por ciento lo cual haría complejo afrontar los gastos del pago de servicios y mantenimiento edilicio.

Verónica Botto, secretaria Gremial de la Asociación Docentes Universitarios (ADU) y docente de la Facultad de Ingeniería, en declaraciones a La Portada advirtió sobre esta situación aunque reconoció que “no somos los más perjudicados en el área de educación”. Pese a ello mencionó algunos cambios que afectan de manera particular a los alumnos en su cursada y que ya se observan en Sede Esquel de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) a consecuencia de la crisis económica.

“Llevaron a cero el presupuesto de infraestructura, bajan la cantidad de becas y aparecen dos fondos nuevos de menor monto y sin destino. Más allá del recorte hay una asimetría muy grande entre Universidades. Hay Universidades a las cuales el presupuesto se subió entre 40 y 50 por ciento y hay otras – como la nuestra- que pierde cerca de un 20 por ciento”, indicó. Y agregó que “esto es un problema bastante importante porque desde hace tres años entregamos listados de los cargos ad – honorem para rentar a la gente que trabaja sin cobrar. El año que viene será bastante complicado porque estamos sujetos a los mismos aumentos que paga todo el mundo en relación a los servicios”.

“Tenemos muchas tarifas dolarizadas como por ejemplo Internet. El recorte de infraestructura afecta el mantenimiento del edificio”, manifestó.

Los alumnos y la crisis económica

Mencionó que “a los alumnos ya se les complica venir. Los chicos ya no se van al mediodía. Es cierto que la Universidad es gratuita, pero no significa que no sea un costo para una familia porque hay una persona que no trabaja o trabaja menos horas. Los chicos tienen que pagar su transporte y traen su vianda para comer en la Universidad”.

Comentó, en este sentido, que “para los alumnos que trabajan la cursada se empieza a estirar” y agregó que el próximo año se podría contar con un incremento en las inscripciones “habrá chicos que no podrán irse a estudiar a otro lado. Los padres no pueden afrontar ese gasto”. Señaló que la falta de empleo para los jóvenes “también es un factor que incide en la Universidad”.    

Más para Seguridad

Martín Pena, secretario General de ATECh Regional Oeste sostuvo – en su último discurso en el marco de un Paro Nacional, que el Proyecto del Poder Ejecutivo “le quita a educación, en un promedio, el 65 por ciento del presupuesto para el año que viene”. Y advirtió que “rechazamos el ajuste porque lo que se le quita educación se pasa a seguridad. Agregan a seguridad porque este plan del Gobierno Nacional no cierra sin represión porque la gente tiene hambre y no se calla más”.