El Presidente Mauricio Macri había manifestado en más de una ocasión que el año que viene el índice inflacionario bajaría considerablemente, pero la Ley de Presupuesto contempla un número muy superior. Una vez más el mandatario no cumplirá con su palabra

Uno de los ejes de la campaña presidencial de Mauricio Macri fue la inflación. En cada oportunidad que le pusieron delante un micrófono hizo hincapié en que se trataba de un problema menor y que “era muy fácil”. Hoy, a casi 3 años de su asunción al frente del gobierno nacional, es uno de los puntos débiles de su mandato, con metas que se cambian mes a mes.

Sin ir más lejos, el Presupuesto 2019 contempla una inflación del 34,8%, mientras que el dólar costará 40 pesos. En tanto, el Ejecutivo buscará el déficit cero, otra de las exigencias del Fondo Monetario Internacional para firmar el segundo acuerdo con la Argentina. Para lograrlo, el Presupuesto impone un fuerte ajuste en todos los rubros del Estado, excepto en ayuda social.