Andrés Romero, comerciante de Sarmiento propietario de la “Despensa La Familia”, en diálogo con FM Sur, explicó una situación desagradable que le tocó vivir con integrantes de la Guardia Urbana, a la vez que manifestó no estar en contra de la realización de controles.

En su caso relató, “En 15 días tuvimos tres controles, siempre lo mismo miraron el tema de los vencimientos, matafuego, botiquín, limpieza. Por ejemplo en el local estábamos vendiendo condimentos, traemos del mayorista de Comodoro en bolsas grandes, fraccionamos y nos dijeron que no, que eso tiene que tener el rótulo de vencimiento, como estaba fraccionado eso se entiende y se van acomodando esos ítem que ellos van marcando”.

Luego agregó, “El tema del pollo congelado me dijeron que no, así que estaba lavando el freezer vacío, casualmente esa mañana la segunda vez que fueron aun no había abierto. Entraron cuatro integrantes de Guardia Urbana, pregunté si era para un control, miraron ahí y dijeron está todo bien señor. Allí se me dio por preguntarles, sobre las bolsas de pan que vende en las panaderías tiene que tener rótulo de vencimiento? Y me dice el pan no señor”.

Atropello: “Fue tipo un allanamiento”

Contó que luego se retiraron sin haber dejado ningún acta, para señalar después “El viernes pasado cuando vinieron, lo primero que levantaron fueron las bolsas de pan, porque no tenía el vencimiento. Pero más allá de eso, en lo que coincidimos varios comerciantes es en el atropello, entraron, no se presentaron dentro del local tenía 8 personas trabajando de Guardia Urbana. Yo no estaba en ese  momento, estaban mi señora con la empleada y fue un atropello, más que una inspección de Bromatología municipal, fue tipo un allanamiento”.

Al respecto señaló, “Entraron se desparramaron por las góndolas, pasaron del otro lado del mostrador, abrieron las heladeras, pasaban la mano por la estantería para ver si había tierra, uno se siente atropellado. En esos momentos que ellos entrar el dueño deja de serlo, esa es la sensación”.

Presentación en el Concejo Deliberante

Ante esta situación que habría afectado a varios comerciantes, se presentaron al Concejo Deliberante, Romero dijo, “Con los comerciantes que vinieron coincidimos en lo mismo. Sobre esto puedo pensar muchas cosas, pero quiero creer que es por falta de conocimiento. Por falta de preparación, la educación se trae de la casa si partimos de la base, pero si vemos la ordenan la Guardia Urbana está para enseñar”.

Más adelante se refirió a otro tipo de experiencia que le tocó presenciar y dijo, “A veces voy en el auto, está el semáforo, la gente cruza por mitad de cuadra y está la Guardia Urbana que está mirando el pajarito que va volando, pero no se acerca al peatón y le dice señora, señor debe pasar por la senda peatonal”.

“No estoy en contra del trabajo de Guardia Urbana, estoy en contra de la forma en que se están desempeñando. El comportamiento que tienen cuando van a hacer su trabajo, no quiero que se queden sin trabajo, pero esto no es salir a la caza de brujas”.

Finalmente expresó desconocer las razones por las cuales fue inspeccionado su local 3 ves en 15 días, dijo “Quizás porque ellos no llevan un registro de los locales que están controlando. Hoy acá decía un comerciante que también le cayeron a controlar los matafuegos y en la semana habían ido, un matafuego todos sabemos que tiene vencimiento a largo plazo. Entonces si son ordenandos con un registro, sabemos lo que está bien y lo que está mal que hay que corregir.”

Agradeció a los integrantes del Concejo Deliberante y comerciantes que se acercaron para tratar de aportar soluciones a esta problemática y harán próximas reuniones para tratar el tema.