El juez de garantías Sergio Piñeda convalidó el arresto domiciliario con tobillera electrónica para Gonzalo Carpintero, ex secretario privado de Mario Das Neves en la causa Revelación. Los fiscales Héctor Iturrioz y Marcos Nápoli consideraron que no hay peligro de entorpecimiento y de fuga, aunque lo sindicaron como parte necesaria para cometer los presuntos ilícitos.

En la audiencia de revisión que se realizó ayer en la Oficina Judicial de Rawson, Carpintero fue beneficiado con la prisión domiciliaria. Llevaba casi cinco meses detenido en el Centro de Detención de Trelew por la presunta asociación ilícita en el marco de la causa que investiga retornos de la obra pública.
Piñeda justificó su decisión aclarando que ante un acuerdo de las partes, «al juez no le queda otra obligación que la de consentir la postura del Ministerio Público Fiscal».
Los fiscales Nápoli e Iturrioz respaldaron la petición del abogado defensor Federico Ruffa, pero ratificaron que en el transcurso de la investigación la situación jurídica de Carpintero, lejos de aliviarse, «se agravó».
La parte acusatoria revalidó su hipótesis y remarcó que Carpintero «era uno de los jefes de la organización» y destacaron que sin su influencia política, «no se habrían podido concretar los ilícitos».  En torno al beneficio del imputado, los representantes del Ministerio Público Fiscal alegaron que Carpintero «no representa peligro de entorpecimiento». El arresto domiciliario estará bajo la responsabilidad de la esposa.
Entre las prohibiciones, Carpintero estará impedido de contactarse con testigos o con otros imputados y tampoco podrá realizar encuentros sociales en su domicilio.

«MAS PODER QUE CORREA»
El fiscal Iturrioz advirtió que al único que no le daba órdenes Diego Correa era a Gonzalo Carpintero. La afirmación está enmarcada en el «poder» y en la «independencia» que tenía el exfuncionario que fue beneficiado con la prisión domiciliaria.
Iturrioz fue más lejos aún y formuló que Carpintero «tenía más poder que Correa». Argumentó que al ocuparse de la parte política del gobierno provincial, «Carpintero «fue la puerta de acceso» para que se cometan los ilícitos.