Gustavo Ariel Montenegro (20) resulto imputado como presunto autor de los delitos de hurto simple y hurto en grado de tentativa. El joven fue detenido por la policía luego de abrir las puertas de vehículos estacionados en la vía publica de donde sustrajo diversos elementos. Las partes acordaron solicitar una nueva audiencia a los fines de proponer una solución alternativa del conflicto.

En la sala de audiencias de la oficina judicial se desarrollo una audiencia de control de la detención y formalización de la investigación preparatoria de juicio. El acto estuvo presidido por el juez Alejandro Rosales. El ministerio púbico fiscal fue representado por la funcionaria Rita Barrionuevo. El detenido, en tanto, recibió el asesoramiento del abogado adjunto de la defensa pública, Gustavo Oyarzun.

En la oportunidad, Barrionuevo relato que el hecho investigado ocurrió el ultimo lunes a las 01:45 en la calle Ormachea sobre el sector de barrio “Estación”.

Allí, Montenegro y otra persona que aun no fue identificada, circulaban a bordo de una motocicleta.  Sobre la vía pública, se encontraba estacionado un vehículo, al que sospechoso ingreso sin ejercer fuerza en función de que se encontraba sin llave.

En este marco, los investigadores aseguran que el imputado sustrajo del interior del rodado una mochila, una carpeta, fotocopias, una cartuchera, un rollo de papel higiénico, una caja de broches metálicos verdes y un adaptador USB.

Asimismo, a la causa se agrego otra denuncia por el hurto de un cuchillo, que fue sustraído de otro automóvil ubicado en inmediaciones del lugar del primer hecho.

Así las cosas, Barrionuevo indico que la calificación legal provisoria escogida por la Fiscalía contra Gustavo Montenegro, fue la de presunto autor del delito de hurto simple.

En este marco, pidió que se declare legal la detención y requirió un plazo de seis meses de investigación. Por último, solicito al magistrado que Montenegro se presente en las oficinas del área de criminalísticas a los fines de que se le aplique el protocolo único de identificación de personas.

A su turno, Oyarzun no formulo objeciones a la pieza de apertura y tampoco se opuso a los pedidos de la parte investigadora. En este contexto, adelanto que en función de que los damnificados habían recuperado sus elementos, propondría la realización de una nueva audiencia a los fines de que el procesado pida disculpas públicas por sus acciones.