Finalmente, tras las discusiones que incluyeron la Policía, Ministerio de Gobierno y el Instituto de Asistencia Social, que maneja la Lotería del Chubut, emitió una resolución en la que da vía libre a las carreras cuadreras en todo el ámbito provincial pero con una condición.

Los organizadores deberán tributar el 10% de las ganancias de las apuestas que se manejen.

La Resolución 331/18 del IAS, firmada por Carlos Barbato, estableció hace que se podrán realizar todo tipo de pruebas hípicas y la captación de apuestas.
Se otorga a los organizadores un plazo de 24 horas para rendir todas las apuestas y 48 horas para depositar el 10% en las cuentas de la Provincia.
La Resolución incluye varios requisitos.

Los organizadores deben presentar la documentación vinculada a la carrera 15 hábiles antes del evento.

El intendente de la localidad sede, por nota, deberá garantizar la seguridad de todos los involucrados en el Club Hípico o las instalaciones donde se realice la competencia.
Se deberá contratar un seguro que proteja al público, participantes y animales.
Presentar notas de la Comisaría y del Centro de Salud u Hospital que corresponda, donde se hagan cargo de la seguridad y la atención sanitaria del evento.
Senasa deberá dar su visto bueno acerca de la condición de los equinos.
Finalmente con un informe, los organizadores explicarán cómo será el sistema de apuestas y las combinaciones, montos y numeraciones.

La Resolución del IAS advierte que si una carrera se organiza clandestinamente, la pena es de hasta 6 años de prisión y que si las apuestas no se rinden, aplicará una multa por hasta el 200% del total de las apuestas y prohibirá a los organizadores armar otra carrera en el territorio provincial.